‘Ya basta esas redes sociales haciendo daño’: Eyra Ruiz

7


La ministra consejera de Salud, Eyra Ruiz, se quejó este miércoles 9 de junio que “hay gente inescrupulosa” que está generando “morbo” en torno a la vacunación anticovid clandestina que se desarrollaba en el edificio Coco del Mar Suites, corregimiento de San Francisco, hecho reportado por La Prensa.“Ya está bueno que gente inescrupulosa esté generando morbo alrededor de una situación que es muy penosa”, dijo Ruiz, sin precisar nombres.Ruiz dijo también que su relación con Denisse Vega de Murzi, quien fue separada ayer como gerente de las empresas Vidatec y Cordón de Vida, es solo comercial. Según la publicación de La Prensa, el personal de estas empresas estaba aplicando las vacunas anticovid (supuestamente de Pfizer) en un local en Coco del Mar Suites, propiedad de Vega.La ministra consejera, quien es ginecóloga-obstetra, dijo que Vega también le ofrece sus servicios de laboratorio a todos sus colegas en el país.“No somos amigas que nos vemos todos los días”, aseguró Ruiz.“Ya basta esas redes sociales haciendo daño”, agregó, en alusión a las publicaciones que han circulado recientemente sobre sus supuestos vínculos con Vega.En cuanto a la vacunación clandestina, Ruiz dijo que espera que la justicia “haga lo que tiene que hacer” y que la fiscalía anticorrupción investigue “si las vacunas vinieron de afuera, si era solución salina lo que tenían dentro o si salieron de algún lugar del Gobierno nacional”.El Minsa todavía no sabe si las vacunas aplicadas en Coco del Mar Suites eran, efecto, de Pfizer, o si las dosis son falsificadas. Actualmente, está prohibida la venta y comercialización de vacunas contra la Covid-19. En Panamá, el único que compra, importa y aplica (gratis) es el Ministerio de Salud (Minsa).Ruiz dijo que el Minsa no ha dado instrucción alguna de trabajar con alguna clínica o laboratorio privado.Por lo pronto, la fiscal anticorrupción Ruth Morcillo está a cargo de la investigación, después que el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, presentó una denuncia, el martes 8 de junio, el mismo día que La Prensa publicó sobre la jornada de vacunación clandestina en Coco del Mar.

Fuente