Williams se toma la revancha ante Sakkari y avanza a cuartos del US Open

2

AFP • 7 Sep 2020 – 03:57 PM

Con otra demostración de fuerza, talento y determinación a sus 38 años, la estadounidense Serena Williams doblegó este lunes a la aguerrida tenista griega Maria Sakkari y avanzó a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos en su pelea por su vigésimo cuarto título de Grand Slam.

Williams, de 38 años, venció a Sakkari, de 25, por 6-3, 6-7 (8/6) y 6-3 en dos horas y 27 minutos de juego en la pista Arthur Ashe, la principal de Flushing Meadows (Nueva York).

La estadounidense, que no desfallece en su camino hacia su séptima corona en Nueva York, enfrentaba el lunes a una rival que la acababa de derrotar en el torneo Premier de Cincinnati, solo una semana antes del US Open.

Sakkari, número 22 de WTA, sacó a relucir pronto su poderoso saque, con 3 ‘aces’ en el primer juego que servía, tratando de tener el control del juego y desgastar a la estadounidense.

Pero Williams también estuvo muy acertada con su servicio (12 ‘aces’ en todo el partido por 13 de Sakkari) y se llevó el primer set por 6-3.

En el segundo la griega consiguió forzar el ‘tie break’ poniéndose 4-0 a favor. Williams se rehízo y colocó el empate 6-6 con la esperanza de evitar un tercer set pero la griega consiguió ganar el desempate.

La estadounidense pagó el golpe anímico y se vio 2-0 en contra en la tercera y definitiva manga, atrayendo los fantasmas de su derrota en el torneo de Cincinnati, en el que Sakkari también le remontó un set a favor.

“Claro que lo pensé, pero muy poco”, dijo después Serena. “Era un partido completamente diferente, un escenario diferente y un momento diferente. Simplemente seguí luchando”, agregó la actual número 8 mundial.

Williams encontró una luz en los fallos de la griega con el primer servicio, dándole la oportunidad de tomar el ritmo de los puntos. La estadounidense ganó el 59% de los puntos en su segundo servicio, por el 48% de su rival.

En el cuarto juego, Serena le rompió el saque a Sakkari (número 22 de WTA) y lo hizo de nuevo con 4-3, poniéndose el triunfo y la revancha en bandeja para sellarlo con su servicio.

“Ella jugó muy bien y yo no aproveché mis oportunidades”, reconoció Sakkari. “Y si no aprovechas tus oportunidades contra Serena Williams, estás acabada”.

Superando a Sakkari, Williams alcanzó su victoria 100 en la pista Arthur Ashe, una marca que no había logrado ningún otro tenista.

“No lo había pensado, la verdad. Simplemente jugué, para divertirme y dar lo mejor de mí misma”, afirmó la estadounidense, que no pudo celebrar la gesta con sus aficionados aunque dijo que su ausencia también le ayuda a sentirse menos presionada.

“Hay definitivamente menos presión (…) Pero adoro a los aficionados y los echo de menos”, recalcó.

Williams enfrentará en los cuartos de final a la ganadora del cruce de octavos del lunes entre la francesa Alizé Cornet y la búlgara Tsvetana Pironkova, quien vuelve de un retiro de tres años por maternidad y fue verdugo de la española Garbiñe Muguruza en la segunda ronda.

Han pasado más de tres años desde que Williams ganó su 23º título de Grand Slam en el Abierto de Australia de 2017, cuando ya estaba embarazada de su hija Olympia.

Desde entonces ha llegado a cuatro finales de Grand Slam pero no ha conseguido la corona 24 con la que igualaría el récord de Margaret Court.

Una victoria en la final del sábado también le permitiría separarse de Chris Evert, que también seis títulos del US Open, como la mayor campeona del Grand Slam neoyorquino en la era moderna.

Fuente