Una puerta al pequeño y mediano comercio en la nueva normalidad

3


La nueva normalidad a raíz de la Covid-19 ha afectado en gran medida al comercio local y, en concreto, al sector de la restauración. La start-up española Glovo, en apoyo a las pequeñas y medianas empresas del sector, ha querido dar respuesta a ese desafío en forma de apoyo a la digitalización de locales de hostelería y pequeño comercio.Frente a la crisis derivada del estado de alarma que ha vivido nuestro país, Glovo se ha situado como un servicio esencial para la supervivencia del comercio local. Aprovechando su posición, ha dado forma a un plan global, Glovo Local, en el que se enmarcan distintas iniciativas de apoyo a las pymes para colaborar en la recuperación económica. En este sentido, y de la mano con otras entidades, la compañía supera los 800.000 euros de inversión destinados al apoyo directo de comercios, desde floristerías a restauración o tiendas de alimentación.“Nos hemos convertido en una bomba de oxígeno para hacer crecer las ventas de nuestros partners en momentos complicados”, asegura Diego Nouet, el Director General de Glovo Iberia, que explica que “el delivery se ha convertido en el canal que ha permitido a muchos negocios mantenerse a flote y vender sus productos durante el confinamiento”. En ese sentido, “Glovo se ha mostrado indispensable para la digitalización del pequeño comercio sin necesidad de que los restaurantes y locales asociados tengan que realizar grandes inversiones”.Nuevas herramientasEn esta situación, Glovo ha dado un paso más allá de cara a favorecer tanto a comercios como a usuarios mediante nuevas herramientas dentro de la app. Una de ellas, “Pedido en local”; mediante la misma, los usuarios pueden hacer el pedido en el mismo local a través de Glovo y recogerlo en el mostrador evitando el contacto.El segundo servicio, “Recoge tu pedido”,  se lanzará en septiembre y permitirá a los usuarios solicitar y pagar su pedido a través del móvil desde cualquier punto de la ciudad, pero recogerlo en tienda. De esta forma, los comercios locales podrán ampliar su rango sin costes adicionales, sumando la tecnología y la visibilidad de la app de Glovo.Catálogo variadoLa presencia de Glovo como herramienta del pequeño comercio es cada vez más variada, algo que se ha visto en la oferta durante este verano. Un ejemplo claro es la entrega de helado a domicilio; en esta temporada, el dulce estival por excelencia ha llegado, a pesar de la situación por la pandemia, a más de 2,7 millones de usuarios en España gracias a la alianza entre la app y 30 establecimientos dedicados a su elaboración. Algunos ejemplos son La Romana, Sweet Teo y Kalua, en Madrid, o Parallelo Gelato y Heladería La Palau en Barcelona.Otra de las grandes novedades de la plataforma en este sentido ha sido su alianza con Fedepesca, lo que permite que los productos de más de 7.000 pescaderías tradicionales puedan adquirirse ya a través de la aplicación. De esta forma se contribuye a la digitalización de las pescaderías y, al mismo tiempo, se fomenta el consumo local, de proximidad y sostenible, dando una nueva vida a los barrios mediante la compra de productos de cercanía.Los pedidos de Glovo llegan a todos los rincones de la ciudad en bicicleta.GLOVOVisa, un ‘partner’ en la digitalizaciónTambién como gesto de apoyo al pequeño comercio español, la app ha gestado un acuerdo junto a Visa, la compañía tecnológica líder en pagos digitales, con el objetivo de ayudar en el proceso de reapertura de los establecimientos.#PideConVisa, la campaña en colaboración de ambas compañías, repartió entre los usuarios que pagasen con Visa códigos de descuento de cinco euros para canjear en pequeños comercios de su barrio. En total, 3.000 establecimientos se acogieron a esta iniciativa, que aumentaba además la visibilidad de los negocios gracias a la burbuja Comercio Local, creada en la aplicación en línea con la campaña.3.000 establecimientos se acogieron a la iniciativa #PideConVisa“La iniciativa conjunta que hemos lanzado junto a Visa está dirigida a apoyar al pequeño comercio y al tejido comercial de las ciudades españolas, así como a fomentar su digitalización y adaptarse a la nueva normalidad. Desde Glovo estamos centrando parte de nuestros esfuerzos en sostener al negocio local durante el confinamiento y en la desescalada”, explica Nouet.Un respiro durante la pandemiaLa nueva situación ha llevado a muchas pymes de restauración a dar el paso a la vertiente digital. En este sentido, los comercios que han continuado repartiendo por Glovo aumentaron sus pedidos diarios durante el estado de alarma en un 90%, mostrando el delivery como un aliado clave para subsistir e incluso aumentar las cifras de venta.En estos meses, más de 750 restaurantes han empezado a repartir sus platos a través de la plataforma, abriendo un nuevo canal en sus líneas de negocio y mostrando un importante paso de cara a llegar a los consumidores en circunstancias difíciles.Del mismo modo, tanto pequeñas tiendas como grandes supermercados repartieron productos en paralelo con Glovo Market. Todas ellas permitieron acercar la cesta de la compra a los hogares españoles en el peor momento de la pandemia. Hoy, la plataforma sigue poniendo su logística a disposición de todos esos negocios para continuar ofreciendo sus servicios a través de delivery en estos nuevos tiempos. 

Fuente