trabajar más horas para superar la crisis

1


Europa afronta ya la desescalada tras superar el pico de contagios de coronavirus, pero ahora se enfrenta a otro reto de enormes dimensiones: una crisis económica sin precedentes. Por eso, en todo el mundo están buscando ya posibles soluciones, algunas, no exentas de polémica, como una que ha surgido en Francia: trabajar más horas.La idea parte del Instituto Montaigne, un think-tank con sede en París y cuyo responsable es amigo del presidente de la República, Emmanuel Macron. Su idea es sencilla: eliminar un festivo en mayo, eliminar una semana de vacaciones escolares y trabajar más horas.Antes que este instituto, el Movimiento de Empresas de Francia (Medef) ya había planteado algo parecido. “Tarde o temprano nos tendremos que hacer preguntas sobre la jornada laboral, los días festivos y las vacaciones remuneradas para acompañar una reactivación económica y facilitar, trabajando un poco más, un crecimiento adicional”, dijo esta organizacion, según la BBC. La reacción en contra de esta idea no se ha hecho esperar. Laurent Berger, secretario general del principal sindicato galo, la Confederación Francesa Democrática del Trabajo, calificó la idea como “indecente”.”Abrir hoy el debate sobre el aumento de las horas de trabajo cuando cientos de miles de personas probablemente perderán su empleo debido a este virus me parece completamente anacrónico e incluso indecente”, sentenció Berger.”Lo que me preocupa son todos esos trabajadores que están en peligro de perder su empleo”, añadió.Pero el Instituto Montaigne insiste. Uno de sus economistas, Bertrand Martinot, cree que “el razonamiento básico nos dice que, en los próximos meses y trimestres, las empresas tendrán una caída muy significativa en su productividad por hora. Como resultado de las medidas de protección, toda la actividad económica se ralentizará. Mejorar la productividad por hora trabajada y trabajar un poco más son dos maneras de corregir esta caída”.Para ello, habría que canjear días de vacaciones: “Eso ya es posible hoy, pero se requiere que el empleado esté de acuerdo. Lo que yo propongo es que la empresa pueda obligarlo a comprar días libres”, dice Martinot, que fue asesor del exprimer ministro Nicolas Sarkozy.Una idea con lagunasPero no sólo los sindicatos están en desacuerdo con esta esta idea. Grégory Claeys, del Instituto Bruegel de Bruselas, recuerda que esta idea de trabajar más horas suele surgir siempre que hay una crisis.”En teoría, se puede pensar que si trabajamos más, producimos más y esto nos permitirá salir de la recesión, pero en la práctica nos damos cuenta de que agregar uno o dos días de trabajo al año tiene un efecto realmente marginal en el PIB”, dice Claeys.Además, hay otros condicionantes. Vincent Gautheron, secretario nacional del sindicato Ugict-CGT, recuerda que “por un lado tenemos industrias y servicios que pedirán menos vacaciones y más trabajo, pero por otra parte tenemos a los sectores del turismo y del entretenimiento que le dirán al gobierno ‘tienes que ayudarnos porque con la cuarentena hemos perdido ingresos y estamos al borde de la bancarrota’. Si los empleados no tienen vacaciones, no harán turismo. Hay que tener cuidado con eso”.Grégory Claeys opina igual: “De forma general, en muchos sectores no sirve para nada hacer que la gente trabaje más si no hay demanda. Tal vez puede ayudar a algunos sectores como el de la construcción a ponerse al día, pero en ningún caso hará que la gente consuma más”, dice el economista belga.

Fuente