¿Te conoces bien? Un psicólogo demuestra que quizá no tanto como crees

12


Petter Johansson es un psicólogo experimental sueco que ha desarrollado un experimento que demuestra que en realidad, no nos conocemos tan bien como nosotros mismos creemos.Este investigador ha demostrado la hipótesis de la ‘ceguera a la elección’: Johansson mostraba a unos individuos imágenes de caras. Estas personas tenían que elegir la cara que les parecía más atractiva. Johansson les daba la imagen que habían elegido y tenían que justificar su respuesta. Pero sin que el individuo lo supiera, el psicólogo le había dado la foto de otra persona que no habían elegido.Lo curioso del experimento es que solo un 25% de los investigados se dio cuenta del cambiazo, aun cuando las caras eran de personas distintas y con rasgos distintos, incluido el color del pelo.”Cuando les pregunté, ¿por qué elegiste esta cara?, comenzaron a explicar por qué esta era la cara preferida, incluso cuando segundos antes habían escogido otra”, explica Johansson a la BBC.Incluso había participantes que justificaban su elección destacando algún rasgo que no estaba presente en la elección original que habían hecho.Cuando se les revelaba la verdad, los participantes en el experimento mostraban sorpresa e incredulidad.La conclusión de Johansson es que nosotros mismos no comprendemos por qué elegimos lo que elegimos.Johansson hizo otra versión del estudio, esta centrada en la política. Hizo a un grupo de personas preguntas sobre su posición en asuntos políticos que suelen dividir a las personas de izquierdas y de derechas, como aumentar el impuesto al petróleo o recortar la sanidad pública.El psicólogo entregaba después a los participantes sus respuestas escritas, pero también eran falsas. A los de izquierdas les enseñaba respuestas típicas de personas de derechas y viceversa.Como en el primer caso, los participantes no detectaron el cambiazo. Así, un individuo que había dicho que apoyaba un aumento del impuesto a la gasolina se ponía a explicar por qué creía que no debería producirse el aumento, y con explicaciones con sentido. Esta investigación muestra que en política, “apoyamos una etiqueta o un equipo”, concluye Petter Johansson. 

Fuente