Selección brasileña critica la organización de la Copa América en una carta pública

10

La complicada encrucijada para la selección de Brasil 2:59

(CNN) — Los jugadores y el personal de la selección brasileña publicaron una carta en sus cuentas de redes sociales el miércoles criticando la organización del torneo de la Copa América, pero asegurando que participarían si el torneo seguía adelante.
El campeonato, que es el torneo internacional de fútbol más grande de Sudamérica, comenzará el 13 de junio en Brasil.
«Somos un grupo cohesionado, pero con ideas diferentes. Por diversas razones, ya sean humanitarias o profesionales, estamos insatisfechos con la conducción de la Copa América por parte de la Conmebol [Confederación Sudamericana de Fútbol], ya sea que se celebre posteriormente en Chile o incluso en Brasil», decía el documento sin firmar.
«Todos los hechos recientes nos llevan a creer en un proceso inadecuado en su realización».
El equipo, sin embargo, enfatizó que «en ningún momento» quisieron «hacer de esto una discusión política».
«Estamos en contra de la organización de la Copa América, pero nunca diremos que no a la selección brasileña», concluyó el comunicado.
Los jugadores estaban preocupados por posibles represalias de la Conmebol y los gerentes y líderes de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) en respuesta a la carta, según informes de la prensa brasileña.
La Conmebol, de acuerdo con el gobierno federal de Brasil respaldado por el presidente Jair Bolsonaro, anunció la semana pasada que Brasil sería el nuevo anfitrión de la Copa América debido a problemas sanitarios y políticos que involucran a Argentina y Colombia, los anfitriones originales del torneo.
El cambio de sede de la Copa América ha generado críticas, tanto en la comunidad futbolística sudamericana como en el público brasileño.
Se han expresado preocupaciones sobre el manejo de la pandemia de coronavirus en Brasil.

Según la Organización Mundial de la Salud, el país ha registrado cerca de 17 millones de casos confirmados y 473.0000 muertes. Se han administrado más de 65 millones de dosis de vacunas.
La CBF también se enfrenta actualmente a problemas de gestión ya que el presidente Rogerio Caboclo fue destituido temporalmente de su cargo el domingo después de acusaciones de acoso sexual por parte de una empleada de la confederación.
Reportes de la prensa brasileña señalan que los jugadores y el personal estaban insatisfechos con la forma en que Caboclo condujo el tema de la Copa América, agregando que su destitución ayudó a calmar los vestidores.
El gerente Adenor Bachi Tite negó que renunciaría si Caboclo permanecía en el cargo en una conferencia de prensa el miércoles temprano, momentos después de la publicación de la carta pública.
«Pensé en trabajar. No soy un hipócrita. No estoy alienado y sé que suceden cosas. Pero sé cómo priorizar», dijo Tite.
La edición 2020 de la Copa América se pospuso un año debido a la pandemia de coronavirus.
El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, defendió el martes la decisión del Gobierno de ser la sede de la Copa América, diciendo: «No hay evidencia de que [la Copa América] aumente el nivel de contaminación al covid-19 entre los atletas».
Queiroga hizo los comentarios mientras testificaba en una investigación del Senado sobre el manejo del Gobierno brasileño de la pandemia de coronavirus.
El ministro argumentó que la última edición del campeonato nacional de fútbol de Brasil que finalizó en febrero de este año se desarrolló sin mayores problemas, alegando que solo un caso de covid-19 estaba vinculado a la competencia.
Sin embargo, en un informe publicado en marzo, la CBF dijo que el campeonato representó cientos de casos entre jugadores de fútbol en Brasil.

Fuente