se jugará el partido contra River en Madrid

20

El jugador de River Plate Jonathan Maidana (i) disputa el balón con Sebastián VIlla (i), de Boca Juniors.
EFE

El Tribunal de Arbitraje Deportivo ha rechazado la solicitud urgente de medidas provisionales solicitada por Boca Juniors, en la que el cuadro xeneize pedía la suspensión del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores 2018, que finalmente se celebrará, como estaba previsto, el próximo domingo a las 20:30 en el Santiago Bernabéu.

De esta forma, se garantiza la disputa del partido, a pesar de que ninguno de los dos equipos mostraron en un primer momento aprobación con respecto a mover el encuentro a Madrid, lo que consideraban un problema a todos los efectos.
River Plate, por considerar que no poder jugar frente a su público, como sí hizo Boca Juniors en la Bombonera, desvirtuaba la competición, mientras que el equipo xeneize consideraba que la agresión a su autobús, perpetrada por hinchas ‘millonarios’, era suficiente motivo para la expulsión de su rival de la competición.

Fuente

Opina sobre este artículo