Rubén Blades: ‘Estemos preparados para los decesos que se producirán’

1


Plantea Rubén Blades que las autoridades panameñas habían mencionado tres escenarios de infección: uno ideal, uno regular y uno peor. El “peor” estimaba unos 9.000 casos. “Hoy 19 de mayo leo que en Panamá se han reportado 9.726 casos, una cifra que estoy seguro no representa el número real de afectados, ya que un gran número de casos de COVID-19 son asintomáticos, eso explica la velocidad de la transmisión del virus y el que la cantidad reportada de gente infectada sea baja. Han habido 279 fallecimientos, con 343 hospitalizados”, destacó el salsero en su Diario de la Peste, escrito desde Nueva York.Lee la edición impresaResalta que Panamá debe estar preparado para los decesos que se producirán, desafortunadamente, entre los que han estado entubados varias semanas. ¡Dios mío!

Lo de “los nuevos casos” lo confundió un poco. Preguntó: “¿Son casos frescos? ¿O son personas que recién han sido detectadas con el virus?”. explicó que un caso será “nuevo” cuando es descubierto por la prueba, pero el virus puede haber estado presente en la persona infectada por semanas. “Por eso debemos tener cuidado al describir situaciones como esta. La falta de síntomas NO quiere decir que la persona esta sana. Solo indica que no presenta los cuadros de fiebre, tos, etc., característicos para una parte de los afectados por el virus”, dijo.El intérprete está convencido de que en Panamá el virus estuvo presente desde hace tiempo, quizás noviembre, o principios de diciembre, pero no se había trasladado a lugares para propagarse con libertad.Comentó que en Estados Unidos están llegando a la conclusión de que los primeros contactos del virus con la población en California ocurrieron antes de lo que se creía. “Panamá, por su posición de lugar de transito, seguramente recibió en algún momento a pasajeros de paso por Tocumen, o llegados por turismo, portadores del virus y asintomáticos en su mayoría”, dijo.Espera que sigamos entendiendo la necesidad del “distanciamiento social”, de usar mascarilla, de no salir a menos que sea necesario. ¡Ya saben!PruebasEstá clarito de que los más vulnerables al virus están en edades entre 60 a 90 años. “Seríamos un grupo no prioritario para la prueba, igual para los niños de dos meses y jóvenes hasta los 17 años, ambos grupos registran un bajísimo porcentaje de vulnerabilidad al virus”, comentó.El peso de la prueba serológica sería para los que están entre las edades de trabajo de 18 a 55 años.La población debe someterse a pruebas serológicas antes de que se reintegre en su totalidad a labores productivas.

Fuente