Rescatan un lagarto de más de 2 metros de longitud en Ciudad Bolívar

5


 En atención a la solicitud de los moradores del sector de Ciudad Bolívar, quienes manifestaron la preocupación e inquietud por la presencia de un lagarto, la Sección de Áreas Protegidas y Biodiversidad de MiAMBIENTE lo rescataron y lo reubicaron. 

 Al llegar al lugar, los técnicos evaluaron a la especie, la cual se mantenía en excelente estado físico y tenía un tamaño considerable (2 metros de longitud), por lo que se procedió a realizar el rescate y reubicación inmediata en el sector del Río Chagres en el área de Las Huacas, corregimiento de Chilibre.Leer también: Piden ayuda para registro de vacunación en Panamá Oeste Recomendaciones:- Tomar conciencia de que los ríos, lagos, estuarios y otros medios de agua dulce o salada, son el hábitat de estas especies que todo el tiempo han estado allí presentes. – Toda persona que hace uso de cualquiera de las fuentes citadas debe tener claro de que puede tener un encuentro con estos reptiles que todo el tiempo han vivido allí. – Evitar bañarse en sitios donde ya se tiene conocimiento por parte de la misma población que hay presencia de caimanes o cocodrilos. – Las horas de la tarde o de la noche, son las que mayormente utilizan éstas especies para alimentarse; por lo que la población debe evitar salir a bañarse o pescar a esas horas. – Algunas especies domésticas como perros, cabras o gallinas son consideradas presas para los cocodrilos y caimanes; por lo que es recomendable no tenerlos cerca del agua. – Las personas que se dedican a pescar, deben evitar limpiar los peces en el río, esto es el descamado y vertimiento de vísceras; ya que ésta actividad atrae a los cocodrilos. Igualmente el uso de artes de pesca y carnadas para capturar peces de gran tamaño también atrae a estos reptiles. Estos reptiles, tienen buena audición y visión por lo que los sonidos en el agua pueden ser objeto de atracción para los mismos. – Evitar áreas muy profundas o sitios a orilla de río que mantengan cuevas o galeras, ya que estos animales procuran habitar y anidar estos sitios. – Por ser un animal de preferencia pasiva, el último recurso a utilizar en presencia de estos, es agredirlos o cazarlos ya que basta con ahuyentarlos para que ellos se sientan amenazados y se desplacen a otros sitios donde no sean molestados. – Estar muy atentos con los niños y no dejarlos solos, principalmente a menores de 10 años; ya que en la naturaleza cualquier especie salvaje siempre verá como presa fácil a las especie más vulnerable (bien sea por su tamaño o porque estén débiles o enfermas). – Por último se recomienda que ante la presencia de una especie silvestre se debe llamar a la dirección regional, o agencia del Ministerio de Ambiente a través de 311 o a la Policía Nacional del su respectiva área o provincia.Leer también: Los abusos de menores en Panamá se agravan con denuncia de violacion de niñas

Fuente