Reencuentro entre unidad del Senan y niña rescatada

16


 Luego de que circulara en redes sociales y se hiciera viral una fotografia donde aparece una unidad del Servicio Nacional Aeronaval (Senan) cargando una niña indígena en su espalda en medio de las afectaciones por el paso del huracán ETA, en el sector de la Quijada del Diablo, en la Provincia de Chiriquí, este viernes se dio el reencuentro entre el rescatista y la pequeña de cinco años.

 Toda una sorpresa fue para el teniente Miguel Ángel Rovira del Senan, darse cuenta que la institucion había llevado hasta su lugar de trabajo ubicado en el aeropuerto Enrique Malek a esta pequeña de cinco años que para su asombro estaba de cumpleaños. La institucion había organizado un pequeño agasajo para la unidad del Senan y la pequeña, donde el presidente de la República, Laurentino Cortizo estuvo presente antes de iniciar su recorrido por Tierras Altas y Renacimiento.Leer también: En los próximos días, cierre de vías en la carretera Panamericana En busca de trabajoDurante su discurso en la cadena de frío de Volcán, el presidente Laurentino Cortizo, destacó la labor de rescatista del teniente Rovira refiriéndose a él como un gran héroe. “Aquí se han escrito historias,  llegando al aeropuerto de David esta mañana, allí estaba el teniente Rovira, ese héroe, y junto a él una niñita Ngäbe, me impresionó ver que tenía unas botitas verdes, se parecia a  la niña de la foto, donde el teniente Rovira la rescató, ese panameño la montó en su espalda a ‘guanchinche’ y ella va sonreida, esas son historias”, expresó el Presidente durante su discurso. La pequeña Nohemí estuvo acompañada de su abuela y su hermanita, y le cantaron el cumpleaños y le obsequiaron regalos en nombre de la unidad del Senan. Se conoció que ese día,  la abuela de las niñas se dirigía desde su ciudad natal Bocas del Toro, hacia la Provincia de Panamá, en busca de empleo para sacar adelante a las dos pequeñas de 4 y 5 años, cuando tras el colapso de la vía estuvieron 24 horas a espera de ser rescatadas, es cuando el teniente Rovira del Senan toma a la niña de nombre Nohemí, la coloca en su espalda y la rescata, pero la pequeña nunca dejó de sonreír, siendo la imagen que cautivó al mundo. La pequeña dijo sentir ese día mucho frío “el policía me llevaba en su espalda, tenía mucho frío y le pedí al policia leche, comida, conflake”,  dijo la niña de la sonrisa en medio de la tragedia.Leer también: Tahina, la niña que sueña con ser periodista

Fuente