Rafael Sabonge aprobó trabajos para conexión eléctrica de Casa Lola

6


Uno de los principales accesos al Palacio de las Garzas fue cerrado durante dos meses –entre enero y febrero de 2020– ya que el titular del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Rafael Sabonge, aprobó la construcción, por parte de Casa Lola, de un “vigaducto eléctrico” soterrado. En este inmueble se encuentra el restaurante Salvaje, donde el mes pasado murió un joven al rodar por su escaleras.Sabonge está vinculado a Jaime Ventura Álvarez -ex directivo de Salvaje- en sociedades en las que han compartido directivas.Los trabajos de construcción del vigaducto iniciaron en mayo de 2018, según se desprende de una denuncia presentada al MOP por una empresa inmobiliaria, que alertó de supuestos incumplimientos de Casa Lola. Pero funcionarios del MOP aprobaron los trabajos, que no se habían ejecutado hasta noviembre de 2019, cuando Sabonge desestimó la denuncia, y resaltó que Casa Lola tenía todos los permisos para construir el vigaducto.Sabonge desestimó denuncia contra Casa Lola en 2019Pese a que el hotel Casa Lola –donde opera el restaurante Salvaje en el Casco Antiguo– carece de permisos de construcción y ocupación, así como de planos aprobados debido a violaciones de seguridad y adecuaciones en la servidumbre, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) le permitió instalar un “vigaducto eléctrico” soterrado.En mayo de 2018, una empresa inmobiliaria denunció ante el MOP que Casa Lola construía un “vigaducto” eléctrico soterrado “sin contar con los planos y permisos previamente aprobados” por esa entidad. En la denuncia se solicitó al MOP que, por “incumplimientos” de Casa Lola, se ordenara “la suspensión y/o paralización de los trabajos” en calle 11 Este, Casco Antiguo.Sin embargo, una resolución -de noviembre de 2019, y firmada por el titular del MOP, Rafael Sabonge- descartó la denuncia. En su resolución, Sabonge aseguraba que el inmueble cumplía con los “permisos y requisitos aprobados por el MOP, para rotura y reposición de pavimentos de calles en la servidumbre vial” (ver facsímil).En 2019, el titular del MOP, Rafael Sabonge, desestimó una denuncia contra Casa Lola.Los trabajos se realizaron específicamente en calle 11 Este, en el Casco Antiguo, a pocos metros de la Presidencia de la República.Al consultarles sobre esta resolución, funcionarios del MOP respondieron que en el documento se indica que en agosto de 2018, la Dirección Nacional de Inspección de esa entidad, determinó que desde septiembre de 2017, Casa Lola “cumplía con los permisos” y con los “planos aprobados” del departamento de Estudios y Diseños del MOP para instalar vigaductos soterrados en la servidumbre.¿Cómo logró Casa Lola estos permisos? Es cosa que no se sabe. La aprobación del MOP fue ratificada el 27 de septiembre de 2019.Pero, antes, el 25 de mayo de 2018, un informe de la Dirección Nacional de Seguridad, Prevención e Investigación de Incendios del Cuerpo de Bomberos de Panamá advertía que en el inmueble operaban dos restaurantes y un bar, y este último, en la azotea, a pesar de que no tienen los respectivos permisos. Un mes después, los bomberos sancionaron a Casa Lola y al restaurante Salvaje con $10 mil a cada uno, porque “no cumplen con las medidas mínimas de seguridad”.El titular del MOP habría desestimado una nota de la Dirección Nacional de Estudios y Diseños de ese ministerio, fechada el 24 de julio de 2019, que resalta que Casa Lola “deberá cumplir con los requisitos básicos para la aprobación de planos, permisos de construcción y permisos de ocupación como lo establece un decreto de 2004, sobre el manual de normas y procedimientos para la restauración y rehabilitación del Casco Antiguo”.También se alertaba sobre el hecho de que Casa Lola tiene que “cumplir” con los procesos de revisión y registro de documentos para la construcción y obtención de permisos para nuevas construcciones, mejoras y movimiento de tierra. Pese a ello, esta dirección dio su aprobación.En esa resolución que desestima la denuncia contra Casa Lola, Sabonge indicó a la empresa quejosa que debía presentar el recurso ante la entonces Dirección Nacional de Patrimonio Histórico, hoy Cultural, del Ministerio de Cultura.En en junio de 2019, esa dirección, a cargo de Katti Osorio, abrió un proceso administrativo de ejecución de multa por desacato contra Casa Lola, que había sido multada con $100 mil.Ocho meses antes de la decisión de Sabonge, una investigación de La Prensa reveló las irregularidades por las que los bomberos, Patrimonio Histórico y la Dirección de Obras y Construcciones de la Alcaldía capitalina sancionaron a directivos de Casa Lola y que, pese a ello, seguía operando, incluso, con una planta de generación eléctrica, pues por carecer de permisos, no pudo obtener conexión a la red eléctrica.ConexionesLos ministros consejero de Facilitación de la Inversión Privada, José Rojas Pardini, y de Obras Públicas, Rafael Sabonge, aparecen en documentos de préstamos millonarios con Jaime Ventura Álvarez, que ostentó el cargo de secretario de la sociedad propietaria de Salvaje, hasta febrero de 2020. Al parecer, su relación es de vieja data, según revelan fotos de 2015 (ver foto).Los dos funcionarios también aparecen en la directiva de Mormont Properties, junto a Ventura Álvarez. En abril de 2019, Rojas Pardini y Sabonge renunciaron de la directiva de Mormont, y se aprobó que Ventura Álvarez reemplazara a Sabonge como presidente de la sociedad, pero el trámite está “suspendido” en el Registro Público.En ese mes de abril, Sabonge y Rojas Pardini renunciaron a la directiva de Urbe Promoción y Desarrollo, S.A. dejando a familiares en sus cargos. Pero antes de abandonar la presidencia de esa sociedad, Sabonge posó con directivos de Minera Panamá, que los contrató para la construcción de un proyecto habitacional en La Pintada (Coclé).Urbe, vinculada a los ministros Sabonge y Rojas Pardini, fue contratada por Minera Panamá en 2019 . Tomada de Internet

Fuente