Quién fue Mary Wollstonecraft, la mujer de la polémica escultura de Londres

4


La inauguración de una escultura en memoria de la escritora y pensadora del siglo XVIII, Mary Wollstonecraft, considerada como una de las pioneras del feminismo, ha desatado fuertes críticas y una controvertida polémica en redes sociales.La obra instalada en el parque Newington Green (Londres), de la artista Maggi Hamblong, está fundida en bronce plateado y presenta una pequeña figura femenina desnuda emergiendo de una gran masa abstracta con formas femeninas. Sin embargo, su inauguración ha despertado una oleada de críticas al considerar la obra como un insulto. De hecho, muchas personas se han preguntado por qué otras figuras históricas masculinas no han sido representadas con estatuas desnudas. Como defensa, la autora de la escultura ha destacado que “no pretendía ser una semejanza histórica” y que “no es una imagen heroica convencional con la apariencia de Mary Wollstonecraft. Es una escultura de ahora, en su espíritu”.Una lucha por el acceso a una igualdad en la educaciónConocida como la madre del feminismo, Mary Wellstonecraft fue una destacada filósofa, educadora y autora de obras de referencia como Vindicación de los derechos de la mujer (1792), en la que plasmó sus principales reivindicaciones para promover los derechos de las mujeres, como la igualdad en la educación. Nació en Spitalfields (Londres) un 27 de abril de 1759. Era la segunda de siete hijos, de los que solo uno pudo recibir educación formal y convertirse en abogado debido a la situación de desestabilidad económica de su familia. Además, Mary Wollstonecraft creció en un ambiente de violencia dentro de su hogar, pues su padre maltrataba a su madre y tenía problemas con el alcohol. Por esta razón, y por el contexto en el que se encontraba, decidió estudiar por su propia cuenta y se educó a sí misma. Defensora de la independencia de la mujer, influyó considerablemente en la vida de sus propias hermanas. Abrió una pequeña escuela en Newington Green, junto con sus dos hermanas y una de las amistades que más marcó en su trayectoria, Fanny Blood,Sin embargo, tras la muerte de Blood en el parto de su bebé, el proyecto entró en un declive económico y Mary Wollstonecraft tuvo que dejarlo. Estos años le sirvieron como inspiración para publicar dos de sus obras más reconocidas que tratan el tema de la educación al que hace una profunda crítica: Reflexiones sobre la educación de las hijas (1787) e Historias originales (1788).Defensa de los derechos de las mujeresEn el año 1792, con apenas 33 años, decidió viajar a París para seguir de cerca la Revolución Francesa, donde conoció al estadounidense Gilbert Imlay. Poco después dio a luz a su hija, Fanny. Tras la ruptura con Imlay y regresar a Reino Unido, Wollstonecraft intentó suicidarse en un par de ocasiones, por lo que su vida estuvo marcada desde pequeña por la tragedia. Volvió a escribir y en 1796 comenzó una nueva relación con el filósofo y escritor, William Godwin. Se casó con él y tuvo a su segunda hija, Mary Wollstonecraft Shelley, quien se convirtió en otra de las novelistas más influyentes de su época con la obra Frankenstein. Sin embargo, falleció al poco tiempo de dar a luz a Mary Shelley, con tan solo 38 años de edad.Uno de sus legados más valiosos es, sin duda, su obra feminista estrella: Vindicación de los derechos de la mujer (1792). En ella, hace una fuerte reivindicación de los derechos de las mujeres y de las niñas criticando el sistema educativo de la época, que enseñaba de forma deliberada a que las mujeres fueran incapaces y frívolas, tal y como argumentaba. Siempre defendió un sistema que no fuera desigual en la educación a niñas y niños, para que estas sean educadas de forma racional.

Fuente