“Queremos quitar el miedo de la gente al optar por estos coches”

20

La II vuelta de coches eléctricos patrocinado por Endesa.
Endesa

La Segunda Vuelta a España en vehículo eléctrico de Endesa llega a Madrid este fin de semana. La vuelta finaliza en la capital tras recorrer 1.000 kilómetros repartidos en 10 etapas cruzando 16 provincias en busca de “fomentar la movilidad” en los coches eléctricos con la colaboración especial de Kia Motors, fabricante que ha cedido un Kia Soul 100% eléctrico y un Kia Niro híbrido enchufable para este evento. La empresa, con este tipo de iniciativas, pretende “concienciar a la gente” para incrementar el uso de este tipo de vehículos.

“Lo que intentamos es concienciar a la gente, no solo de las ventajas, sino también contribuir a quitar el miedo a la hora de optar por este tipo de coches”,  explica a 20minutos Alberto Fernández Torres, el director de comunicación de la compañía. “La gente piensa que estos vehículos los tienen muy poca gente, y es más bien cosa del futuro, pero es que se pueden comprar ya en cualquier concesionario”.
La segunda edición empezó el 18 de octubre y finaliza el domingo 11 de noviembre en Madrid. En el recorrido contaron con Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera, profesionales de la gastronomía y jurados del concurso de TVE Masterchef.

El evento se celebra en el Paseo del Prado a las 11:0o de la mañana y finaliza a las 14. Pepe Rodríguez es el encargado de culminar esta edición, donde tendrán lugar distintas actividades de ocio: la gente podrá conducir coches, habrá juegos para niños y para adultos, etc.

No solo eso, en Madrid tendrá lugar el sábado a las 18:30 en Fuencarral el primer autocine eléctrico. Una tarde de cine, foodtrucks y palomitas, pero con una condición indispensable: tienen que asistir a bordo de un coche eléctrico (100% eléctrico o híbrido enchufable), y el aforo puede admitir hasta 300 vehículos.
La entrada es gratuita y la película que se va a proyector es Campeones, de Javier Fesser que ha sido elegida para representar a España en los Óscar, junto al documental Ni distintos ni diferentes: Campeones, que se adentra en la vida de los actores que protagonizan la cinta.
“Tan importante como suministrar luz o agua”
La empresa apuesta por este tipo de movilidad porque “para ellos es un negocio, tan importante como suministrar luz o agua”. “Es una línea de negocio con mucho futuro. Sabemos que a corto plazo no va a tener rentabilidad, pero apostamos sin miedo”.
“El coche eléctrico tiene mucho futuro. Es imprescindible, si España quiere descarbonizar el consumo de energías para 2030 (el objetivo que pide la UE), que haya cuatro o cinco millones de coches eléctricos”, opina Fernández Torres. Para ello la empresa está trabajando en proyectos para concienciar a la gente “para quitar recelos”. El miedo es, sobre todo, por la “falta de sitios donde recargar el vehículo”.
Uno de los objetivos a medio plazo de la empresa es un proyecto ambicioso de una red de puntos de recarga. El plan, que se presenta el 16 de noviembre, consiste en la instalación de un número elevado de puntos de recarga, que puede llegar a “los 4.300 hasta 2023 en carreteras españolas”, según Isabel Buesa, la directora general de la compañía en Cataluña.
Sin embargo, los puntos no solo van a estar en carreteras. Tienen pensado instalarlos en lo que consideran como “lugares comunes”: casas particulares, centros comerciales, estadios de fútbol, etc. Así las familias pueden “realizar sus actividades mientras su vehículo se esta cargando”.
Cerca del 8% de su plantilla tiene un coche eléctrico
Hace tres años, Endesa puso en marcha un plan de movilidad eléctrica para sus empleados. Actualmente, cerca de un 8% de sus trabajadores posee un coche propio “gracias a las facilidades y ayudas” ofrecidas por la empresa para fomentar dentro de la organización una “movilidad sostenible”. 
Para particulares, también existe un plan de ayuda estatal para las personas que quieres adquirir estos vehículos. Por su parte, Endesa promete instalar más puntos de recarga y más electrolineras. Además, se está intentando, con dos proyectos pilotos en Barcelona y Málaga, la posibilidad de que los autobuses se puedan autorecargar. Es decir, instalar una plancha en el suelo y mientras se va conduciendo, se va recargando, sin necesidad de parar en un punto de recarga.

Fuente

Opina sobre este artículo