Protestas en Francia: chalecos amarillos no ceden en manifestaciones

24

(CNN) – En París, Francia, la policía se enfrentó este sábado contra manifestantes que protagonizaban el cuarto fin de semana de protestas pública de “chalecos amarillos” (o ‘gilets jaunes’ en francés) contra el gobierno del presidente Emmanuel Macron.
Los agentes dispararon balas de goma y cientos de gases lacrimógenos contra los participantes en las protestas, algunos de los cuales habían incendiado varios vehículos en la zona. Al menos 30 personas resultaron heridas, entre ellas tres policías, y 536 personas fueron detenidas.
LEE: Francia en su laberinto, la manifestaciones que tienen en crisis al gobierno Macron
Dos fotógrafos del periódico Le Parisien fueron alcanzados por proyectiles. Uno fue trasladado al hospital cuando se acercaba el atardecer en una ciudad aún en shock por los disturbios del fin de semana pasado, el peor que ha golpeado la capital francesa en décadas. Una residente de París, la profesora Francesca Testi, tuiteó un video de manifestantes rompiendo lo que parecía ser un café.

Otro periodista de radio francés, Boris Kharlamoff, tuiteó una foto de su vientre herido después de ser golpeado por una bala de goma. Ello, asegura, pese a que tenía visible una identifiación de periodista.

Un policier vient de me tirer dessus au flash-ball alors que j’avais mon brassard de presse en évidence. Ça pique mais tout va bien. Consœurs, confrères soyez prudents sur les Champs-Élysées ! #GiletsJaunes pic.twitter.com/xfFARavByZ
— Boris Kharlamoff (@BorisKharlamoff) December 8, 2018

Varios miles de manifestantes, la mayoría de ellos hombres y vestidos con chalecos amarillos, las chaquetas amarillas de alta visibilidad que se han convertido en el símbolo del movimiento, participaron en las manifestaciones, que convergen en los Campos Elíseos alrededor del mediodía hora local. Luego, la policía utilizó cañones de agua para dispersar a la multitud.
Hay al menos 30 personas heridas y más de 530 detenidas.
También se prendieron fuego a los neumáticos, pero como la policía antidisturbios superó a los manifestantes en una proporción de dos a uno, no hubo ninguna de las escenas violentas que atrajeron la atención internacional hace una semana.

Según el periódico Le Soir, en la capital de Bélgica, cerca del Parlamento Europeo, tuvo lugar una pequeña manifestación de “chalecos amarillos” de alrededor de 500 personas. Las peleas estallaron entre la policía y los manifestantes y 70 personas fueron arrestadas.
Mientras tanto, al otro lado del Atlántico, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó las protestas en París, que comenzaron en protesta contra un impuesto ecológico sobre la gasolina, y subrayó su decisión de no firmar el Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático.

“El Acuerdo de París no está funcionando tan bien para París”, escribió en Twitter. “Protestas y disturbios en toda Francia. La gente no quiere pagar grandes sumas de dinero, tanto a países del tercer mundo (que son cuestionables), para tal vez proteger el medio ambiente. Cantando” ¡Queremos Trump! ” Amo a Francia”.
Los reporteros de CNN en el lugar de los hechos dicen que la única vez que escucharon que se mencionaba a Trump fue en una broma.

The Paris Agreement isn’t working out so well for Paris. Protests and riots all over France. People do not want to pay large sums of money, much to third world countries (that are questionably run), in order to maybe protect the environment. Chanting “We Want Trump!” Love France.
— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) December 8, 2018



Fuente

Opina sobre este artículo