Policía de Costa Rica cree que asesinato de turista del sur de la Florida podría tener motivos sexuales

14

El miércoles, la policía de Costa Rica dijo que la brutal muerte de una mujer del sur de la Florida que visitaba el país podría tener motivos sexuales y que el sospechoso en su misteriosa desaparición podría dentro de poco ser acusado de asesinato.

En uno de sus últimos mensajes de texto que envió a su casa, Carla Stefaniak, de 36 años, que trabajaba como agente de seguros en Miami y vivía en Hallandale Beach, comentó sobre la “atmósfera extraña” que había en el apartamento de la compañía Airbnb que había alquilado en un apartado suburbio en las afueras de San José, la capital de Costa Rica.

Hacía un tiempo tormentoso, se había ido la electricidad durante una llamada por Facetime entre ella y una amiga, y Stefaniak mencionó haberle pedido a un guardia de seguridad que le comprara una botella de agua, según un mensaje de su último día en Costa Rica, que dio a conocer NBC News.

Después de llegar al país el 22 de noviembre, la última vez que supo de ella fue la noche del 27 de noviembre y no abordó el vuelo que tenía reservado al día siguiente con destino al Aeropuerto Internacional de Hollywood-Fort Lauderdale.

Su cadáver parcialmente desnudo se encontró el lunes con el cuello roto y heridas de cuchillo, reportó ABC News. Había sido parcialmente enterrada y estaba envuelta en plástico a unos 1,000 pies de donde se había estado hospedando.

El avanzado estado de descomposición del cadáver indicaba que su muerte había tenido lugar varios días antes, dijeron el miércoles las autoridades.

Carlos Caicedo, padre de Stefaniak, le dijo al canal de Tampa WFTS TV que creía que su hija trató de defenderse y que la lucha fue larga. Caicedo identificó el cuerpo sin vida de su hija el martes por la noche en la morgue de Costa Rica.

“Supongo que Carla peleó”, dijo. “Le cortaron la yugular y después la golpearon la cabeza”. Los resultados de la autopsia revelaron que, en efecto, Stefaniak murió debido a las heridas que sufrió en “el cuello, cabeza y extremidades” y también indicaron que fue herida con algún tipo de arma blanca, dijo Walter Espinoza, director del Departamento de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ).

Espinoza señaló que el caso se está investigando y que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) también está participando en la pesquisa.

El lunes por la noche, la policía detuvo a Bismarck Espinosa Martínez, un guardia de seguridad de 32 años, que trabaja en el complejo de apartamentos donde Stefaniak se había hospedado. Espinosa Martínez se convirtió en el principal sospechoso del caso tras haber dado a las autoridades declaraciones contradictorias sobre la última vez que la vio.

“Este individuo presentó muchas contradicciones”, dijo Espinoza. “A partir de ese momento, se convirtió en sospechoso”. Marco Peraza, analista criminal de OIJ, dijo que dentro de poco Espinosa Martínez podría ser acusado del crimen. Hasta el momento, no ha sido acusado formalmente, sino detenido.

“Fue detenido como sospechoso, y entregado al Ministerio Público con un reporte”, dijo Peraza. “El ministerio presentará los cargos ante los tribunales’’. Es probable que las autoridades lo detengan hasta tres meses, hasta que lo encausen formalmente, dijo Peraza.

Los investigadores llevarán a cabo más exámenes para confirmar su teoría de que el crimen tuvo motivaciones sexuales, agregó Espinoza. El cuerpo sin vida de Stefaniak se encontró cerca del apartamento donde vivía, en la Villa Buena Vista, en un área boscosa del suburbio Escazu, en las afueras de San José.

Espinoza dijo que siendo un sitio rural, la investigación es más difícil de realizar. Hasta el momento, la policía no ha localizado el equipaje ni las pertenencias de Stefaniak. Airbnb sacó todo el complejo de apartamentos, conocido como Villa Le Mas, de su listado, informó el miércoles la Associated Press.

Stefaniak, que trabajaba en una agencia de seguros de Dania Beach, fue a Costa Rica a celebrar su cumpleaños con su cuñada, April Burton. Llevó a Burton al aeropuerto de Costa Rica el 27 de noviembre y pensaba regresar a casa al día siguiente, su cumpleaños. Pero nunca llegó al Aeropuerto Internacional de Hollywood-Fort Lauderdale, y los mensajes de texto y de Facebook que se le enviaron se quedaron sin respuesta.

Desde su desaparición, miles de personas se unieron por internet para tratar de hallarla, y el hashtag #FindingCarla comenzó a circular. “Ya es oficial”, comenzó una publicación en Facebook que se colgó el miércoles en el perfil para encontrar a Carla que crearon sus seres queridos. “Las palabras no pueden expresar la devastación que tiene su familia y sus amigos. Queremos que el mundo sepa que nunca olvidaremos a Carla, ni tampoco la dicha que trajo a nuestras vidas. Siempre estará con nosotros”.

Sus amigos y familiares dijeron que recordarán el infeccioso sentido del humor que tenía. Stefaniak, que trabajaba en una agencia de seguros en Miami, inmigró de Venezuela a Tampa en el 2000. Después, se mudó a Miami en el 2012. Le gustaba viajar y colgar fotos de sus excursiones. Había visitado Islandia, Suiza y Rock City Gardens en Georgia, pero siempre volvía a casa.

En la última publicación que colgó Instagram —una foto de ella en bikini en una piscina— apareció el 25 de noviembre. “Voy a extrañar este lugar”, escribió.

Fuente

Opina sobre este artículo