Peregrinos en el Oeste | Critica

15


Una eucaristía celebrada en los idiomas polaco y español marcó ayer el inicio de una serie de encuentros entre jóvenes de diversos países que se concentraron en La Chorrera para la Prejornada Mundial de la Juventud (JMJ).Los peregrinos provenientes de Chile y Polonia se reunieron en la capilla Virgen de la Medalla Milagrosa en el corregimiento de El Arado, para un intercambio cultural y participar de actos religiosos.
El primer grupo de peregrinos polacos, unos 100 en total, indican que las familias panameñas los han acogido con mucho cariño además de la actitud positiva de las personas.“Hace mucho calor, pero nos gusta mucho”, sostienen los polacos, y añaden que existen unos 30 grados de temperatura de diferencia entre Polonia y Panamá.Esta es una de las razones por las cuales durante el encuentro, el grupo de jóvenes aun vistiendo ropa de verano consumían grandes cantidades de agua y jugos.Uno de los puntos que resaltaron es aprovechar el tiempo en Panamá, es el poder compartir la creencia como católicos con los jóvenes panameños.
Los costos de movilización desde Polonia varían según la región y el tiempo que permanecerán en Panamá, aunque podría superar los $2,500; un costo que algunas empresas polacas ayudaban a pagar a jóvenes estudiantes y de bajos recursos.En otra de las parroquias, la de Inmaculada Concepción en La Chorrera, los jóvenes peregrinos de Chile compartieron con las familias residentes en Playa Chiquita, un poblado surgido al margen de un vertedero a cielo abierto en proceso de clausura. Los peregrinos participaron de la inauguración de una capilla en donde por primera vez se realizó una eucaristía. .

Fuente

Opina sobre este artículo