“Nacen serias dudas”: Legisladores responden tras revelaciones sobre la trama rusa que apuntan a Trump

16

 

Los demócratas dicen que los dos reportes del The New York Times y Washington Post sobre el presidente Donald Trump y Rusia plantean levantan serias dudas sobre la relación del mandatario estadounidense y su homólogo ruso, Vladimir Putin. Mientras tanto, los republicanos han restado importancia a las nuevas informaciones y piden a los estadounidenses que consideren las acciones del presidente en Rusia. 
“Nacen muchas preguntas”, dijo el senador demócrata de Illinois, Dick Durbin, en “This Week” de ABC. “¿Por qué es tan amable con Vladimir Putin, este hombre que fue agente de la KGB, nunca ha sido amigo de Estados Unidos, invadió a nuestros aliados, nos amenaza en todo el mundo y trata de hacer todo lo posible por socavar nuestras elecciones? ¿Por qué es el mejor amigo del presidente Trump? No lo entiendo “. 
The Times informó el pasado viernes de que a las autoridades se les hizo tan preocupante el comportamiento del presidente, que despidió al director del FBI, James Comey, que comenzaron a investigar si había estado trabajando para Rusia en contra de los intereses de Estados Unidos. 
La justificación inicial de la administración para despedir a Comey fue su manejo de la investigación sobre el uso de Hillary Clinton de su correo electrónico privado cuando era secretaria de Estado, pero Trump casi conectó inmediatamente el despido de Comey a la investigación sobre Rusia en una entrevista de 2017 con Lester Holt de NBC News. 
Después, The Post informó este sábado de que Trump intervino personalmente para ocultar lecturas de reuniones con el presidente ruso, como la reunión individual que los dos líderes celebraron en Helsinki, Finlandia, este el verano. Según este diario, Trump hizo todo lo posible para mantener en secreto las conversaciones con Putin. Funcionarios informaron a la publicación de que el presidente llegó a confiscar notas de su intérprete y que les impidió discutir los detalles de las reuniones con otros funcionarios de la administración. 
Trump y la Casa Blanca han rechazado ambos informes diciendo que el presidente ha sido mucho más duro con Rusia que sus predecesores. Sobre el informe del Times, Trump le dijo este sábado a la presentadora de Fox News, Jeanine Pirro, que la acusación de que él era un agente ruso era “insultante”. Sobre la información del Post, Trump dijo que no estaba “ocultando nada” y que “no podía importarle menos” que las transcripciones de la entrevista se hicieran públicas. “Cualquiera pudo haber escuchado esa reunión”, dijo sobre el encuentro en Helsinki que solo incluyó a Trump, Putin y traductores.  
Los demócratas tiene una visión muy diferente del asunto. “Cuando toma las notas de los intérpretes y quiere destruirlas para que nadie pueda ver lo que se dijo en la transcripción escrita, genera serias dudas sobre la relación entre este presidente y Putin”, dijo Durbin.  
El senador demócrata, Mark Warner, de Virginia, vicepresidente del Comité de Inteligencia del Senado, dijo en el programa “State of the Union” de CNN que si Trump había trabajado en nombre de Rusia es “la cuestión que define nuestra investigación” y” la investigación del abogado especial Robert Mueller.  
En “Meet the Press” de la NBC, el senador demócrata, Tim Kaine, de Virginia dijo que el FBI “tenía que tener profundas preocupaciones sobre el presidente” para dar el paso de abrir una investigación de contrainteligencia para ver si este se había sido comprometido por los rusos. 
Mientras tanto, los republicanos rechazaron estos dos informes periodísticos y se hicieron eco de la respuesta del gobierno apuntando que esta administración es más dura con Rusia que la del expresidente, Barack Obama. “Se ha visto una y otra vez con sanciones y con otras cosas que el presidente Trump se opone a Rusia”, dijo el representante republicano de Louisiana, Steve Scalise, en “This Week”. “La investigación de Mueller lleva más de un año y no encontraron ninguna colusión entre Trump y Rusia”. 
En CNN, el senador republicano de Wisconsin, Ron Johnson, dijo que Trump podría haber decidido enterrar las transcripciones porque anteriormente había sido “quemado por filtraciones de otras conversaciones privadas”. “Este no es un presidente tradicional”, dijo Johnson, “tiene modos no ortodoxos, pero es presidente de Estados Unidos. Depende de él quien puede leer sus conversaciones con los líderes mundiales “.

Fuente

Opina sobre este artículo