Marc Márquez: “Soy optimista, pero no sé cuándo podré volver a competir” | Deportes

16


El Mundial de MotoGP empieza el 28 de marzo en el circuito de Losail (Qatar) y nadie se atreve a asegurar si para entonces Marc Márquez formará en la parrilla de salida. Ni siquiera él mismo desea marcarse una fecha en el calendario después de la lesión que le dejó fuera de la competición todo el curso 2020. “No sé ni puedo decir, porque los doctores tampoco lo saben, cuándo estaré listo. El hueso está consolidando bien, que es lo prioritario ahora y lo más importante. Cada semana me siento un poco mejor. Soy optimista cuando pienso en cuándo volveré a subirme a la moto; lo haré tan pronto como sea posible. Aunque no sé exactamente cuándo será ese día”, declaraba en una entrevista previamente grabada y que se ha emitido este lunes a través de diferentes canales de difusión, entre ellos YouTube. La entrevista quedaba enmarcada en la presentación oficial del equipo Honda.Más informaciónUna doble fractura en el húmero de su brazo derecho por la que fue intervenido en dos ocasiones el pasado mes de julio y de la que, tras las complicaciones derivadas de una pseudoartrosis en la misma zona, tuvo que ser operado una tercera vez en el mes de diciembre –para entonces, cambió de hospital y de equipo médico y depositó su confianza en el doctor Samuel Antuña y su equipo del Hospital Ruber de Madrid–, han tenido al deportista de baja siete meses. Márquez, que se cayó durante la primera carrera de la temporada pasada, en Jerez, no volvió a subirse a una moto desde aquel mes de julio, cuando intentó un regreso precipitado a las pistas que derivó en la segunda fractura. Ahora trabaja sin descanso aunque con paciencia para volver a la competición. Aunque, asume, necesitará tiempo: “Mi objetivo ahora no es otro que volver a divertirme con la moto y, poco a poco, volver a ser tan rápido como era, pero eso lleva tiempo. No puedo pretender volver a correr después de un año sin subirme a la moto y ser el mismo Marc. Mi ilusión es llegar a la carrera de Qatar”.En menos de dos semanas, el 6 de marzo, Losail acoge los entrenamientos oficiales de pretemporada para los equipos de MotoGP, pero Márquez no se subirá a su nueva Honda pese a que asegura sentirse cada vez mejor. “Cada vez que voy al médico nos dan buenas noticias y eso es importante. El año pasado fue largo y duro. Ahora solo intentamos seguir a mi cuerpo. Trabajo con el fisio y con la supervisión médica para intentar incrementar cada vez un poco más las cargas de trabajo en casa”, explicaba.Seis veces campeón del mundo de la categoría, el de Cervera (Lleida) celebró su 28 cumpleaños el miércoles de la semana pasada como celebra la mayoría las citas señaladas en tiempos de pandemia: sin grandes aspavientos, ni fiestas ni aglomeraciones. En su caso, además, se impuso el trabajo físico. Que va dando resultados. Por bien que el deportista vaya dando pasos lentos, pero seguros. Así se observó en una de las últimas publicaciones que hizo en sus redes sociales, en que se advertía cómo ha ido recuperando masa muscular en el brazo derecho. Y pese a lo cual, el propio piloto animaba a sus seguidores a encontrar “las siete diferencias”. Entre la parte izquierda de su tren superior y la derecha, menos definida y voluminosa. “Hay músculos que no trabajaba desde julio, sobre todo en el hombro”, confesaba este miércoles.“La primera vez que me suba a la moto no estaré al 100%. Una cosa es recuperar el hueso y otra que toda la musculatura vuelva a estar como estaba. Veremos si tardo tres o cuatro carrera o media temporada a ser el mismo Marc”, declaraba este lunes. “Nos adaptamos a las circunstancias y trabajamos para superar obstáculos”, escribía a continuación su fisioterapeuta, Carlos García. Hay pocas personas con quien Márquez haya estado más en contacto en los últimos meses.El Mundial arranca en un mes con 21 citas programadas, algunas como las de Argentina o Texas pendientes de confirmación y otras tantas que penden de un hilo. Las incógnitas sobre el calendario inquietan menos que el regreso de Márquez a las carreras. En Honda solo encuentran el alivio de poder ver subirse a su RC213V a Pol Espargaró, piloto oficial de la casa japonesa para las próximas dos temporadas. La primera vez que compartió equipo con Márquez, el campeón tenía solo 11 años y Pol, de 29 años, le sacaba más de una cabeza.

Fuente