Madrid Nuevo Norte arranca con la firma del convenio de ejecución para las infraestructuras | Madrid

9


El tantas veces anunciado y postergado Madrid Nuevo Norte, 330 hectáreas con unas 10.500 viviendas ―el 20% de ellas protegidas―, un nuevo distrito financiero con la torre más alta de España y más de 400.000 metros cuadrados de zonas verdes, ha dado este martes un paso más para convertirse en una realidad con la firma del convenio marco que regula la coordinación y la ejecución de las principales infraestructuras y actuaciones singulares, incluida la reforma de la estación de Chamartín o el cubrimiento de su playa de vías, entre la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la capital, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y la promotora privada Distrito Castellana Norte.Más informaciónLa ratificación de este convenio, han destacado las instituciones implicadas, supone un espaldarazo a esta operación urbanística en suelos pertenecientes en su mayor parte a Adif. El comienzo de las primeras obras del considerado como el mayor proyecto de regeneración urbana de Europa es uno de los hitos más esperados para 2021, pero dada su envergadura los trabajos se prolongarán durante más de dos décadas. En una nota, el Gobierno regional agrega que la firma del convenio implica, además, la constitución de las juntas de compensación, que se encargarán de gestionar las actuaciones urbanísticas y de la redacción y aprobación de los proyectos de urbanización de todo el proyecto. También se creará una comisión de seguimiento del convenio para vigilar su cumplimiento.Los firmantes han anunciado que el proyecto contará con una planta de tratamiento, que reciclará el 92% de los residuos de esta macrooperación, antes conocida como Chamartín, para poder reutilizarlos en las propias obras para usos menores. Esta nueva planta de tratamiento de residuos será una infraestructura temporal y móvil, desarrollada entre el Gobierno regional y Distrito Castellana Norte, que ocupará una extensión de 38.000 metros cuadrados.La presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha apostillado que esa nueva planta de residuos se comenzará a instalar en el primer semestre de 2023, con el propósito de que la Comunidad de Madrid sea “referencia en su modelo de crecimiento”. Esta planta acogerá diferentes tipos de residuos como hormigón, ladrillos, materiales cerámicos y metálicos, mezclas bituminosas, plásticos, maderas, tierras y piedras, así como todo tipo de restos de residuos de construcción y demoliciones; que después serán “reconvertidos” siguiendo el modelo de “economía circular”.Recreación de la zona residencial de Madrid Nuevo Norte.Ayuso ha recordado que la operación contempla la creación de dos centros de salud, seis colegios, una residencia de mayores, varios centros deportivos y culturales y una ampliación del Metro con tres nuevas estaciones. “Madrid Nuevo Norte ya no es un proyecto de futuro, es una realidad hoy para los ciudadanos. Este año comenzarán las obras para cubrir las vías del tren, que han dividido en dos la ciudad y se transformarán en el Parque Central de Nuevo Norte, un nuevo pulmón verde para Madrid”, ha indicado la presidenta. Y habrá un “gran proyecto hidráulico” que impulsará Canal Isabel II y que actuará sobre seis infraestructuras estratégicas que abastecerán de agua a la población durante la creación de este nuevo desarrollo urbano.“Combinaremos la economía y el futuro de las nuevas generaciones. Nuevo Norte es un símbolo de vertebración, modernidad y prosperidad”, ha recalcado Ayuso, quien ha destacado que la operación urbanística movilizará más de 20.000 millones de euros y se prevé que cree 300.000 puestos de trabajo. Por su parte, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha explicado que con este convenio, que marca “las obligaciones” que asume cada administración, se pasa de la fase de “planeamiento urbanístico” a la de “gestión”, y ha refrendado su compromiso de que “en un plazo breve de tiempo pueda verse trabajando sobre los terrenos de Madrid Nuevo Norte”.Recreación del futuro Centro de Negocios Chamartín.A cargo del Consistorio, se remodelará el último tramo de la Castellana, el túnel de conexión de este paseo con Fuencarral y los nudos Norte y de Fuencarral; se creará nuevo emisario y depuración de Valdebebas/Rejas y se trasladarán las instalaciones de Empresa Municipal de Transportes. Estas dos últimas actuaciones, ha recordado Almeida, ya están en marcha, lo que demuestra que el Ayuntamiento “ha hecho los deberes” y que, pese al posible “escepticismo” en torno al proyecto tras 26 años de bloqueo, “se está avanzando de manera rápida” y “se están cumpliendo todos los plazos”.La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, ha aplaudido que este convenio sitúe al ferrocarril como una forma de movilidad “segura, sostenible y conectada”, a la vez que servirá como punto de partida para la puesta en marcha de la nueva estación de Chamartín-Clara Campoamor, que “se convertirá en un icono”. Por último, el presidente Distrito Castellana Norte, Álvaro Aresti, ha puesto en valor el “intenso trabajo” desarrollado hasta firmar este convenio, que representa “un modelo ejemplar de colaboración público-privada”, con lo que es “un proyecto de consenso, de todos”.Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Fuente