Los inspectores de Hacienda rechazan la creación de un cuerpo superior técnico en la Agencia Tributaria

6


La Asociación Profesional del Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) ha mostrado su “firme rechazo” a la creación de un cuerpo superior técnico en la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) que ha propuesto el sindicato Gestha.En un comunicado difundido este sábado, la asociación ha criticado esta “vieja pretensión” del sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda, que pretende la conversión automática, “sin el cumplimiento de los requisitos legalmente establecidos”, del actual Cuerpo Técnico de Hacienda (grupo A2) en un nuevo Cuerpo Superior Técnico de Hacienda (grupo A1).En este sentido, han apuntado que eliminar de golpe a un grupo de funcionarios provocaría que la organización de la AEAT quedará mermada de manera notable, puesto que las funciones y tareas que desarrollan los funcionarios del Cuerpo Técnico quedarían ‘huérfanas’ de trabajadores para su realización.A juicio de la asociación es “intolerable” que Gestha, como uno de los sindicatos que representa a los funcionarios del Cuerpo Técnico, utilice la lucha contra la lacra que representa el fraude fiscal “como cobertura para conseguir su finalidad, que no es otra que alcanzar una mejora salarial a través de la creación de este Cuerpo Superior Técnico”.”Ante la presentación en los últimos días de cuatro enmiendas presupuestarias procedentes de diversos grupos parlamentarios, que Gestha asume como propias, esta quiere manifestar su firme rechazo a esta pretensión”, ha remarcado.Entre los motivos que exponen, la asociación ha señalado que la AEAT tiene una estructura piramidal que engloba a distintos cuerpos de funcionarios, cuyas funciones y responsabilidades son distintas en virtud de lo establecido en el artículo 76 del Estatuto del Empleado Público, destacando que todos los trabajadores participan en esta labor de manera “profesional y ejemplar” y que realizan las diversas tareas que tenemos encomendadas.Además, han destacado que el acceso a la función pública debe cumplir los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, recalcando que el sistema actual garantiza “escrupulosamente” el respeto a dichos principios mediante la exigencia de superación de unas pruebas selectivas (oposiciones), que son distintas en el acceso al Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado y del Cuerpo Técnico de Hacienda.

Fuente