Las inesperadas consecuencias físicas y psicológicas del acoso laboral

26


El acoso laboral provoca problemas psicológicos como la ansiedad o la depresión, pero también puede generar problemas físicos. Algunos pueden resultar sorprendentes: desde la gripe hasta diabetes.Recoge en un reportaje la BBC el caso de Soma Ghosh, una mujer que cuando tenía 31 años sufrió acoso en la oficina, lo que le generó ansiedad y depresión, pero también otros síntomas más inesperados como insomnio, resfriados o gripes frecuentes, y algunos más preocupantes, como un bulto en la axila o dolor articular.Es solo un ejemplo de lo que los investigadores están descubriendo: que el acoso laboral provoca graves efectos sobre la salud física.Ya en 2018, investigadores de la Universidad de Copenhague analizaron los datos de 80.000 trabajadores de Suecia y Dinamarca y descubrieron que entre el 8% y el 13% de los que habían sufrido acoso laboral tenían 1,59 veces más probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular o un derrame cerebral. La incidencia de problemas cardíacos aumentó en un 59% en las víctimas de acoso en comparación con los que no lo sufrían, incluso teniendo en cuenta los factores de riesgo como el tabaquismo o el índice de masa corporal.Otro estudio similar, también desarrollado en países nórdicos (en este se incluyó a Finlandia), los investigadores descubrieron que el acoso laboral estaba asociado con un riesgo 1,46 veces mayor de desarrollar diabetes del tipo 2 en los 10 siguientes años.Algunos de estos problemas tienen relación con que el acoso laboral provoca un aumento de las hormonas del estrés o la adopción de conductas dañinas, como el consumo de alcohol.

Fuente