La OCDE mejora su proyección para 2020, con una lenta recuperación

9


El impacto de la pandemia de coronavirus sobre la economía provocará este año una caída de la actividad del 4,5 %, una proyección que revisa al alza los cálculos anteriores de la OCDE, pero no esconde que la recuperación será lenta y está llena de incertidumbre.Versión impresaEn su informe de perspectivas intermedias, que repasa las previsiones de junio, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) mejora este miércoles en 1,5 puntos porcentuales su estimación inicial, aunque avanza que el producto interior bruto (PIB) mundial crecerá en 2021 un 5%, dos décimas menos que hace tres meses.Ese es el escenario central sobre el que trabaja ese organismo con sede en París.Si la confianza empresarial y de los consumidores aumenta más rápido de lo asumido, los nuevos brotes de coronavirus solo requieren medidas de contención suaves y localizadas y se vislumbra un tratamiento o vacuna antes de lo previsto, el PIB podría crecer hasta el 7% en 2021 y el comercio hasta el 6%.En cambio, si la incertidumbre es más profunda de lo estimado y los brotes se intensifican, el crecimiento del PIB podría reducirse en 2.5 o 3 puntos y el comercio global caer hasta el 7% el año que viene.Regístrate para recibir contenido exclusivoFuerte incertidumbreLa OCDE admite que sus cálculos están sujetos al avance de la COVID-19 y a las políticas fiscales y de estímulo para contener su efecto.Para el conjunto del G20, su proyección reduce al 4.1 % la caída en 2020, frente a la del 5.7 de junio en su escenario más optimista, y mejora en dos décimas la subida de 2021, hasta el 5.7%.’La OCDE constata que la recuperación ha perdido impulso desde el verano y tiene claro que deben mantenerse las políticas de apoyo fiscal, monetario y estructural para preservar la confianza y limitar el impacto de la crisis.Las principales subidas del producto interno bruto el año que viene están protagonizadas por India (10.7%) y China (8%). Su previsión para la eurozona se rebaja en 1.4 puntos, hasta el +5.1%, y para sus tres países dentro del G20, Alemania (+4.6%), Francia (5.8%) e Italia (+5.4%) esta cae en 1.2, 1.9 y 2.3 puntos porcentuales. Sus tres integrantes latinoamericanos también ofrecen un crecimiento moderado, del 3% para México y 3.2% para Argentina. De Brasil, para el que calcula una caída del 6.5% en 2020, anticipa un avance del 3.6% en 2021, seis décimas menos que en junio.Solo un país, China, registra en ambos casos un crecimiento de su PIB, del 1.8% este año y del 8% el que viene, lo que supone un alza respectiva de 4.4 y de 1.2 puntos porcentuales, impulsada por su rápido control del virus y por haber sido el primer país en el que estalló.VEA TAMBIÉN: Gobierno Nacional reglamenta Ley del Teletrabajo y sanciona modificación al Programa de Alimentación para los TrabajadoresLos descensos en el resto del G20 reflejan este año el golpe de la crisis sanitaria en la economía, con Sudáfrica (-11.5%), Argentina (-11.2%), Italia (-10.5%) y México (-10.2%) como países más afectados, y las bajadas más contenidas en Corea (-1 %), Turquía (-2,9 %) e Indonesia (-3.3%).Aunque para Reino Unido (-10.1%), Francia (-9,5 %), Alemania (-5.4%) y la eurozona (-7.9%) mejora sus proyecciones en más de un punto, o en 3,5 en el caso de Estados Unidos (-3.8%), esos países no consiguen escapar de la zona roja del descenso del PIB.Recuperación lentaPara 2021, en la mayoría de las economías la proyección es inferior a sus cifras de 2019 y “significativamente menor” a lo calculado antes del covid-19, señala la OCDE, para la que esto evidencia el riesgo de un impacto a largo plazo de la pandemia, cuya cifra de muertos global ya ha superado los 900.000.Las principales subidas del PIB el año que viene están protagonizadas por India (10.7%) y China (8%).México tendrá un crecimiento moderado y 3.2% para Argentina.

Fuente