Identifican cómo la nicotina hace adelgazar

19

Imagen de un joven fumando.
GTRES

Investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela, Girona, Oxford e Iowa han identificado nuevos usos terapéuticos de la nicotina contra la obesidad, informa ABC. Los resultados de su investigación han sido publicados en la revista Nature Communications. La nicotina induce el ‘pardecimiento’ del tejido adiposo blanco al actuar en el cerebro.

El tejido adiposo pardo o grasa parda es el que no almacena lípidos, al contrario que el tejido adiposo blanco o grasa blanca. Este tejido pardo quema los lípidos a través de un proceso en el que se genera calor (termogénesis). Cuando el sistema nervioso central interpreta que el organismo se encuentra en un ambiente frío desencadena como respuesta una activación de la termogénesis de la grasa parda para aumentar la temperatura corporal.
Desde el punto de vista del control del peso, poder convertir la grasa blanca en parda supone tener un nuevo ‘interruptor’ en la lucha contra la obesidad. La investigadora Patricia Seoane, de la Universidad de Santiago, matiza que «el descubrimiento no implica que las personas que fuman consigan un mejor control del peso, sino que nuestros estudios nos permiten identificar un nuevo mecanismo molecular en la utilización de la nicotina, siempre medicamente controlada y liberada, con posibilidades hasta ahora desconocidas».

El reto ahora es diseñar terapias que eviten los efectos nocivos de la nicotina, que puede «modular las vías de recompensa, como el sistema opioide endógeno. El sistema opioide se estableció como un regulador importante en los procesos neurales hedónicos y de recompensa, como los que conducen a conductas adictivas», explica Seoane.

Fuente