Hoy por hoy

5

Los indicadores de la Covid-19 se han disparado de forma alarmante, a pesar de los enérgicos llamados a la población para que sea juiciosa, sensata y cuidadosa en las medidas de profilaxis que se deben guardar para evitar el contagio de esta enfermedad. Frente a este escenario, el Gobierno estudia nuevas limitaciones de movimiento, en especial, en estas fiestas de fin de año, que –a juzgar por lo que se ve– muchos esperan celebrar como si no hubiese una pandemia en el ambiente. Preocupa, especialmente, la actitud despreocupada de muchos jóvenes que creen ser inmunes al virus, olvidando que en sus casas y en la de sus vecinos hay familiares, amigos y conocidos que sí son vulnerables y que podrían contagiarse por una actitud indolente. El número de casos de la Covid-19 demuestra fehacientemente que el peligro está presente y que se acrecienta, algo que las autoridades de Salud están prestas a evitar, para lo cual pueden –nuevamente– limitar el movimiento de la población. Para evitarlo, solo hay que cuidarse con las medidas que ya todos conocemos. Si cada uno se protege como debe ser, estamos protegiendo también a nuestro prójimo. Eso se llama solidaridad.

Fuente