Funcionarios esperan fin de pandemia de covid, pero aún hay obstáculos

4

¿Podría la pandemia estar cediendo? Lo explica el Dr. Elmer Huerta 2:14

(CNN) — Mientras Estados Unidos se prepara para alcanzar un nuevo hito devastador —medio millón de muertes por covid-19— funcionarios dicen que el país también se está acercando al final de su brutal batalla contra el virus.

El gobernador de Maryland, Larry Hogan, anunció que las hospitalizaciones del domingo por covid-19 cayeron por debajo de 1.000, por primera vez desde el 16 de noviembre, y ahora han bajado en más de la mitad desde su pico de enero.
«Cada día nos acercamos un paso más a la eliminación y erradicación de esta pandemia», dijo Hogan en un comunicado. «Pero debemos permanecer vigilantes y seguir haciendo las cosas que nos mantienen seguros a nosotros, nuestras familias y nuestras comunidades».
El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, dijo el domingo que el estado vio su sexta semana consecutiva de disminución de casos de covid-19. En un mensaje de video en Twitter dijo que hay una «luz brillante frente a nosotros», con la ayuda de las vacunas.
Pero los estadounidenses no deben relajarse todavía, han advertido expertos en repetidas ocasiones.
«Tengo muchas esperanzas sobre dónde estamos», dijo a CNN, el domingo, el Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown. «Ahora tenemos un par de obstáculos en el camino».

Fauci: No queremos que la pandemia sea mucho peor 0:25
Entre los baches más peligrosos, casi 1.700 casos de variantes de covid-19 detectadas por primera vez en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil se han reportado en Estados Unidos, según muestran los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). La agencia ha dicho que probablemente no representa el número total de casos de variantes en todo el país, sino solo aquellos que se han encontrado al analizar muestras positivas de covid-19.
La gran mayoría de esos casos son la variante B.1,1.7 altamente contagiosa que se detectó por primera vez en el Reino Unido. Los expertos del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (IHME) dijeron durante el fin de semana que, si bien esa variante probablemente representa menos del 20% de las infecciones actuales en Estados Unidos, es probable que ese número se dispare al 80% a fines de abril.
Un técnico médico de emergencia administra una prueba de covid-19 en Palm Springs, California, el 17 de febrero de 2021.
«Ahora no es el momento de bajar la guardia»
Con variantes que amenazan con otro aumento en los casos de covid-19 y los números de vacunación que aún son demasiado bajos para tener un impacto significativo en el curso de la pandemia, como se desarrollen los próximos meses dependerá en gran medida de cómo actúan los estadounidenses, dijo el equipo de IHME.
«La gestión de la epidemia en los próximos cuatro meses depende fundamentalmente de aumentar la vacunación, tratar de aumentar la fracción de adultos dispuestos a vacunarse por encima de las tres cuartas partes, y alentar encarecidamente el uso continuo de mascarillas y evitar situaciones donde la transmisión es probable, como ir a cenar, ir a bares o reuniones en lugares cerradas con personas ajenas al hogar», escribió el equipo en una sesión informativa.
La Asociación Médica Estadounidense, la Asociación Estadounidense de Hospitales y la Asociación Estadounidense de Enfermeras también instaron a una vigilancia continua contra el virus.
«Con las variantes nuevas y más contagiosas del virus que circulan por Estados Unidos, ahora no es el momento de bajar la guardia y reducir las medidas que sabemos que funcionarán para prevenir más enfermedades y muertes: usar mascarillas, practicar distanciamiento físico y lavarse de manos», dijeron en un comunicado conjunto.
Aunque en Estados Unidos ya empezó la vacunación, las mascarillas continuarán desempeñando un papel esencial para ayudar a frenar la propagación del virus y, por lo tanto, reducir las posibilidades de que se produzcan aún más mutaciones. La evidencia científica de que los tapabocas funcionan para prevenir la transmisión viral ha sido clara durante casi un año, destacó un experto.
«La evidencia era bastante convincente en marzo o abril pasado de que el uso uniforme de mascarillas reduciría la transmisión de esta enfermedad», dijo el Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud, durante una entrevista el domingo en Axios por HBO.
«Una mascarilla no es más que un dispositivo médico que salva vidas y, sin embargo, se categorizó de muchas otras formas que no eran fácticas, científicas y, francamente, peligrosas», agregó. «Y creo que se puede argumentar que decenas de miles de personas murieron como resultado».
Fauci: Después de los problemas del clima, Estados Unidos se pondrá al día con las vacunas esta semana
Estados Unidos también tiene ahora una herramienta increíblemente poderosa contra el virus: las vacunas.
Hasta ahora, más de 43,6 millones de estadounidenses han recibido al menos su primera dosis de una vacuna, según muestran los datos de los CDC, mientras que alrededor de 18,8 millones han recibido ambas dosis.
Eso significa que aproximadamente el 5,7% de la población de Estados Unidos ha sido completamente vacunada, muy lejos del tipo de porcentaje que el país necesitaría para acercarse a la inmunidad colectiva.
Algunos estados todavía están lidiando con la escasez de suministros, los problemas de equidad de las vacunas y, después de la semana pasada, los retrasos causados por las severas tormentas invernales.

¿Llevaremos mascarillas en 2022? Anthony Fauci responde 0:59
Pero Fauci proyectó el domingo que Estados Unidos se pondrá al día a mediados de esta semana con esos retrasos.
«Obviamente es un revés porque me gustaría ver el flujo constante de vacunas que llegan a los brazos de la gente, pero podemos ponernos al día bastante bien», dijo a NBC.
«Es un revés temporal, y cuando simplemente, ya sabes, pones el pie en el acelerador y realmente presionas, lo llevaremos a donde debemos estar a mediados de la semana», dijo.
Para acelerar las vacunas, algunos expertos han sugerido que Estados Unidos considere retrasar las segundas dosis de vacuna para que las personas reciban más primeras dosis.
Ambas vacunas en el mercado estadounidense, desarrolladas por Pfizer-BioNTech y Moderna, requieren dos dosis, la segunda de las cuales debe administrarse 21 días y 28 días después de la primera, respectivamente.
Fauci le dijo a CNN, el domingo, que Estados Unidos actualmente se apega al calendario de vacunas que está respaldado por datos de ensayos clínicos.
«La ciencia apunta directamente a continuar con lo que sabemos … del ensayo clínico», dijo.
— Keith Allen, Jessica Firger, Naomi Thomas, Michael Nedelman y Paul Vercammen, de CNN, contribuyeron a este informe.

Fuente