Dow sufre la mayor caída del año por temores a la variante delta

14

Las bolsas siguen a la baja por el temor al coronavirus

Nueva York  (CNN Business) — Los inversores se están asustando por el aumento de los casos de covid-19 a medida que la variante delta se extiende por todo el mundo.
El índice Dow cayó 725 puntos el lunes, un descenso del 2,1%. El S&P 500 cayó un 1,6% y el Nasdaq un 1,1%.
Se trata de la peor jornada del Dow desde la caída de 943 puntos de finales de octubre. Pero el barómetro de los mercados de valores ha tenido varios desplomes incluso mayores desde el comienzo de 2020 debido a la preocupación por la pandemia de covid-19.
El Dow se desplomó más de 1.000 puntos el año pasado, y cinco de esos desplomes del mercado tuvieron lugar en marzo, al comienzo de la pandemia en Estados Unidos. El Dow sufrió la mayor caída de puntos de su historia el 16 de marzo de 2020, con un descenso de casi 3.000 puntos, lo que supuso una caída libre del 13%.

Los inversores temen que la variante del coronavirus delta pudiera amenazar la recuperación económica de Estados Unidos. Las acciones de las empresas de los sectores que se creía que se iban a beneficiar más de la reapertura de la economía están siendo las más afectadas.
Las aerolíneas American, United y Delta cayeron más de 4% a 5%. Los operadores de cruceros Carnival, Royal Caribbean y Norwegian cayeron alrededor de 4% a 6% cada uno.

Los valores energéticos también se desplomaron tras una caída de más del 3% en los precios del petróleo. Chevron y Exxon Mobil cayeron un 8%. El grupo de países de la OPEP+ también alcanzó un acuerdo durante el fin de semana para producir más petróleo, una medida que podría aumentar la oferta y reducir los precios del crudo.
OPEP y sus aliados aumentarán producción petrolera 0:58
Las tasas de los bonos a largo plazo también siguieron bajando, una señal de que los inversores en renta fija están ahora mucho más preocupados por una desaceleración económica inducida por la variante delta que por los temores de inflación creciente.
El rendimiento del bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años se hundió por debajo del 1,2% por primera vez desde febrero.
Pero, a medida que los precios al consumo siguen subiendo, algunos se preocupan por una amenaza más insidiosa: la posibilidad de que otro brote de covid-19 pueda frenar la economía incluso mientras aumentan las presiones inflacionistas. Se trata de un fenómeno conocido como estanflación.
“El temor a la estanflación será una de las principales preocupaciones de los inversores si un resurgimiento de las infecciones por covid hace que la economía se desacelere al tiempo que los precios al consumo siguen una trayectoria ascendente”, dijo Peter Essele, jefe de gestión de inversiones de Commonwealth Financial Network, en un correo electrónico.
Las pequeñas empresas estadounidenses también se vieron especialmente afectadas. El Russell 2000 bajó un 1,3%. Este índice contiene principalmente acciones de empresas de pequeña capitalización que generan una mayor proporción de sus ingresos en Estados Unidos que en los mercados internacionales.
El número todavía elevado de estadounidenses no vacunados implica que las tasas de vacunación no han alcanzado el umbral necesario para detener la propagación del covid-19.

La mayoría de los estadounidenses que no han sido infectados previamente o no han recibido vacunas probablemente contraerán la variante delta que se está extendiendo rápidamente, dijo el Dr. Scott Gottlieb, comisionado de la Administración de Medicinas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) durante la administración de Trump, el domingo en “Face the Nation” de la cadena CBS.
En cuarenta y ocho estados el número de nuevos casos ha aumentado al menos un 10% respecto a la semana anterior, según datos de la Universidad Johns Hopkins.
Las acciones cayeron el viernes también debido a los informes contradictorios sobre la salud del consumidor estadounidense. Las ventas al por menor crecieron sorprendentemente en junio, pero una medida del sentimiento de los consumidores en julio mostró que los estadounidenses tienen cada vez menos confianza en la economía.
El Índice de Miedo y Avaricia de CNN Business, que analiza siete medidas del sentimiento del mercado, muestra ahora signos de miedo extremo.
Las acciones siguen subiendo mucho este año con respecto a los mínimos de 2020
Pero la empresa de software para call centers basado en la nube Five9 se salvó de la venta masiva del mercado el lunes. Las acciones subieron un 4% por la noticia de que el gigante de las videoconferencias Zoom la adquiría por casi US$ 15.000 millones. Las acciones de Zoom cayeron.
El fabricante de vacunas contra el covid-19, Moderna, que se incorporará al S&P 500 a finales de esta semana, también subió un 5%. BioNTech, que fabrica una vacuna contra el covid-19 con Pfizer, también subió. Sin embargo, Pfizer y Johnson & Johnson, fabricante de una tercera vacuna contra el covid-19, cayeron ligeramente.
A pesar de la reciente volatilidad, las acciones no están lejos de los máximos históricos y están teniendo un año sólido.
La inflación en EE.UU. se dispara a su máximo de 13 años 1:51
El Dow sigue con un alza de más del 10% en 2021 y está apenas un 3% por debajo de su máximo histórico. El S&P 500 ha subido un 13% este año y también está a un 3% de su máximo histórico.
Es más, el S&P 500 ha subido cerca de un 90% desde sus mínimos del mercado bajista inducido por el covid de marzo de 2020. Algunos estrategas creen que la reciente venta representa una oportunidad.
“No esperamos que se vuelvan a producir confinamientos totales en Estados Unidos, así que, aunque el daño de la variante delta puede ser significativo, seguimos estando en el campo de ‘comprar la caída'”, dijo Bryce Doty, gestor de cartera senior de Sit Fixed Income Associates, en un informe el lunes.
— Anneken Tappe y Matt Egan contribuyeron a este reportaje.

Fuente