Contratarán contenedores refrigerados para morgue del hospital Nicolás Solano

28


 El Ministerio de Salud  podría instalar un contenedor refrigerado en el hospital regional Nicolás A. Solano en la provincia de Panamá Oeste, para almacenar los cadáveres de las víctimas del virus SAR-CoV2. 

 La Dra, Yamilka Abad, directora médica de este nosocomio, dijo este lunes que, esta es una opción a la que está apostando el Minsa, ante la grave situación que enfrenta la morgue de este hospital. El fin de semana, la morgue hospitalaria se quedó sin espacio para guardar los cuerpos de nueve personas fallecidas por COVID-19, siendo necesario pedir auxilio a una funeraria privada. Un video difundido el fin de semana, mostró al menos 12 cadáveres, de víctimas del virus SAR-CoV2, en camillas, dentro y fuera de la morgue de este hospital. La morgue del hospital Nicolás A. Solano, fue construida en el año 2000, con capacidad para almacenar ocho cadáveres.Leer también: Hackean sistemas de ministerio que otorga ayuda a los más pobres en Panamá No hay palata para funeralesLa Dra. Abad, no precisó cuántos contenedores refrigerados serían contratados y la capacidad que tendrían, alegando que los trámites son realizados por la sede central del Minsa. Con la pandemia de coronavirus, el número de defunciones aumentó trayendo consigo la saturación de la morgue del hospital, además de ello los familiares de los difuntos demoran hasta 15 días para retirar los cuerpos. El propietario de la funeraria Santa María, Juan Nickray, indicó que la demora para retirar los cuerpos se debe en parte a problemas económicos de los familiares para obtener los 800 dólares o más que cuesta un sepelio. Apeló nuevamente al Gobierno central para que apoye a las familias de escasos recursos con un subsidio que les permita dar cristiana sepultura a sus difuntos. Por su parte, el alcalde de La Chorrera, Tomás Velásquez, indicó que una situación similar se presenta en el cementerio municipal, en donde se está agotando el espacio disponible. Indicó que se construyen 50 bóvedas y “se llenan… construimos otras 50 y se llenan al poco tiempo, debido a que no ha parado la cantidad de muertos en el hospital”. En base a la actual situación en la provincia de Panamá Oeste, el alcalde Velásquez, dijo esperar a que la decisión que adopte el Minsa, después del 14 de enero, cuando vencen las medidas de restricción para la movilidad de la población sea la “más sabia”. “La apertura debe ser escalonada, coordinada, para lograr un balance entre la economía y la salud”, enfatizó.

Fuente