Confianza, clave para la reactivación económica

7


Generar confianza entre inversionistas y depositantes tanto locales como internacionales será uno de los factores clave para propiciar la reactivación de la economía panameña, que este año, producto de la crisis del nuevo coronavirus, experimentará una contracción no vista en al menos tres décadas.La presidenta de la junta directiva de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), Aimeé Sentmat de Grimaldo, dijo ayer durante el “Primer Foro Empresarial Conep: Estrategias público-privadas para la reactivación de la economía” que para contar con un sistema bancario que participe en la generación de nuevos préstamos, “lo primero que tenemos que abordar es la confianza de los depositantes en el sistema”.En este sentido, abogó por tener una hoja de ruta clara y una estrategia para salir de las listas discriminatorias en las que está el país, porque elevan la percepción internacional de riesgo y limitan el apetito y la flexibilidad de los bancos corresponsales extranjeros para trabajar con el sistema local, dijo Sentmat, que recordó la importancia que tiene para el sistema panameño la captación de fondos del exterior.De igual forma, para mantener la inversión extranjera es clave también garantizar la institucionalidad y la seguridad jurídica.La banquera se refirió además a la necesidad de seguir fortaleciendo la cultura de pago. Recordó que a consecuencia de la crisis, un 37% de la cartera de crédito ha sido objeto de alguna medida de alivio y planteó que los deudores que se hayan visto afectados por la crisis, pero tengan cierta capacidad de pago busquen con sus bancos acuerdos que les permitan hacer frente a sus obligaciones según su nueva realidad económica.Si los bancos reciben menos ingresos, tendrán menos capacidad de prestar. No obstante, como dejaron claro en el foro el gerente general del Banco Nacional de Panamá, Javier Carrizo, y la propia Sentmat, el sistema tiene niveles de liquidez adecuados, superiores incluso a los que existían al principio de la crisis.Esto se debe, en parte, a una debilitada demanda de crédito. Consultada sobre los factores que harán que esa liquidez llegue más rápido al sector productivo a través de préstamos, Sentmat dijo que se están haciendo desembolsos, aunque a un ritmo inferior al año pasado y que los clientes bancarios necesitan tener tranquilidad sobre las condiciones en las que se van a producir las operaciones para hacer su inversión, teniendo en cuenta las dudas sobre si se va a mantener la economía abierta o si se va a cerrar y sobre la propia evolución de la pandemia.“El empresario tiene que tener un poco más de claridad y tranquilidad para tener confianza en hacer inversiones y tener el norte claro. Hoy, muchos empresarios están con poco apetito de inversión porque todavía no tienen claro cómo van a ser las condiciones de su negocio, cómo se van a poder seguir manejando”, apuntó.Ante el repunte de casos que se ha registrado en las últimas semanas, las autoridades de salud han advertido de un eventual regreso a restricciones y reducción de actividades.En ese sentido, el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Julio De La Lastra, dijo que “si no hay apertura, no hay consumo; sin consumo no hay ventas; y sin ventas las empresas no sobreviven y tampoco podrán mantener las plazas de trabajo. Y si no hay ventas, ni empresas, ni colaboradores no hay tributos para el Estado. Todos nos afectamos”.Por eso, el empresario dejó claro que “sin una continuidad de la economía, no resolveremos esta crisis. Lo que se ha logrado a la fecha, no debe ser detenido”.Este fue uno de los aspectos que mencionaron los representantes de los principales gremios empresariales del país en una carta remitida al ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, en la que anunciaron que dejan de participar en las mesa de salud por la escasa asistencia de ministros y por discrepancias en el cumplimiento de los objetivos.AdjuntosCarta de gremios empresariales al ministro de Comercio.pdfEn la misiva, los empresarios señalan que “volver al cierre de la actividad productiva del país no es una opción”.En ese sentido, Verónica Zavala, representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el país, dijo ayer en el foro que “regresar a confinamientos tan severos como el que tuvo Panamá, realmente no le hace bien a la economía”.Por eso, varios panelistas recordaron la importancia de que los ciudadanos mantengan las medidas de bioseguridad para evitar la propagación del virus.EstímulosUno de los programas de apoyo a la reactivación de empresas se ejecuta con un préstamo del BID.Carrizo, gerente general del BNP, que actúa como banco de segundo piso, dijo que ya se han distribuido a los bancos $112 millones de los primeros $150 millones asignados. De esa cifra, aún no se conoce cuánto ha llegado efectivamente a las empresas.Zavala dijo que espera que para el cierre de diciembre los fondos estén completamente desembolsados y que el próximo año llegaría la segunda entrega de este programa, por un total de $300 millones.El presidente de la República, Laurentino Cortizo, dijo que en el programa de banca de oportunidades ya se han desembolsado $981,000 a microempresarios y emprendedores nuevos para su reactivación; que el fondo de garantías ha otorgado garantías por $1.5 millones; mientras que se han aprobado 1,041 préstamos por $25 millones y desembolsado $9 millones a través del programa Panamá Agrosolidario.En materia de inversiones, el mandatario dijo que se han licitado obras por $85 millones en el plan “recuperando mi barrio”.Reiteró que la línea 3 del Metro de Panamá debe iniciar en el primer trimestre del próximo año, que se están estudiando proyectos a través de la figura de las Asociaciones Público Privadas por una suma de alrededor de $1,500 millones y que ya sancionó la ley de arrendamiento inmobiliario, con la que se espera estimular la demanda para reducir el inventario de viviendas en el país.

Fuente