Centros penitenciarios de mujeres están en niveles críticos de hacinamiento

5


La Defensoría del Pueblo inspeccionó las condiciones de mujeres mayores de 60 años en centros penitenciarios y los hallazgos incluyen hacinamiento, condiciones de habitabilidad precarias, limitada atención de salud y quejas sobre la calidad del agua potable.Durante una conferencia de prensa, personal de la Defensoría detalló sobre la inexistente atención psiquiátrica y psicológica en estas cárceles. En un informe hecho público se contempla lo que observaron en cuatro centros penitenciarios de mujeres a nivel nacional: el Centro Femenino de Rehabilitación (Cefere), en la ciudad capital, Nueva Esperanza, de Colón, Algarrobos, en Chiriquí, y Llano Marín, en Coclé.Las visitas a los distintos centros se llevaron a cabo entre el 8 y el 19 de abril del presente año e incluyeron entrevistas con las mujeres privadas de libertad. Según el informe, todos las cárceles, menos la de Colón, están en una situación crítica de sobrepoblación. En el caso de Chiriquí se registra una sobrepoblación del 392%.Actualmente, la población femenina de privadas de libertad a nivel nacional es de 929, lo cual representa un 5.08% de esa población total. En lo que tiene que ver con el agua, en dos de los cuatro centros visitados, el de Colón y el de Chiriquí, las presas reportaron que ese servicio se presta de acuerdo con horarios y añadieron que a veces tiene mal sabor.El informe, de más de 50 páginas, incluye recomendaciones a las entidades estatales encargadas para el mejoramiento de las condiciones de estos centros. El documento fue elaborado por la Dirección de Protección de los Derechos de las Mujeres de la Defensoría, y el Mecanismo para la Prevención de la Tortura y otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos y Degradantes.

Fuente