Cambian a director de prisión y suspenden a dos guardias por muerte de multimillonario Jeffrey Epstein

22


El director de la cárcel de alta seguridad en Nueva York donde aparentemente se suicidó el multimillonario Jeffrey Epstein, preso mientras esperaba un juicio por acusaciones de tráfico sexual, fue reasignado y dos guardias fueron suspendidos, dijeron el martes autoridades estadounidenses. Los dos trabajadores puestos en licencia administrativa por la Oficina de Prisiones estaban asignados en la unidad de la prisión en la que estaba Epstein en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, informó en un comunicado Kerri Kupec, portavoz del Departamento de Justicia. El fiscal general, Bill Barr, ordenó a la Oficina de Prisiones que asigne temporalmente al director de la prisión a una oficina regional a la espera de los resultados de la investigación que realizan el FBI y el Departamento de Justicia sobre este caso, dijo Kupec.»Se pueden tomar otras acciones si las circunstancias lo merecen», dijo. Epstein, de 66 años, fue hallado sin vida en su celda el sábado por la mañana, y las autoridades estadounidenses se comprometieron a realizar una investigación completa de su muerte, que ha sido clasificada como un aparente suicidio. Vinculado a numerosos políticos y celebridades, Epstein aguardaba un juicio por cargos federales de que traficaba mujeres menores de edad con fines sexuales. Barr, que controla las prisiones federales como jefe del Departamento de Justicia, dijo el lunes que se detectaron «irregularidades serias» en la cárcel donde murió Epstein.

El multimillonario fue arrestado el 6 de julio e inculpado en Nueva York de organizar, al menos desde 2002 hasta 2005, una red de decenas de chicas, algunas estudiantes de secundaria, con las que mantenía relaciones sexuales en sus muchas propiedades, entre ellas en Manhattan y Florida.

«Llegaremos hasta el fondo de lo que ocurrió y se depurarán responsabilidades», advirtió. Aparentemente, Epstein ya había tratado de suicidarse hace poco más de dos semanas. Guardias de la prisión encontraron al multimillonario inconsciente y con marcas en el cuello. Según informaciones de varios medios, la prisión le retiró la vigilancia para evitar que se quitara la vida. Periódicos estadounidenses informaron que los guardias de la prisión neoyorkina trabajaron horas extras debido a los recortes presupuestarios en el centro, y que a Epstein le retiraron su compañero de celda, una medida contraria a lo que manda el protocolo. Un sindicato de guardias de prisiones denunció el lunes que las miles de vacantes sin ocupar han creado «condiciones peligrosas» en las prisiones federales en todo Estados Unidos. La justicia imputó a Epstein un cargo de tráfico sexual de menores y otro de conspiración para cometer tráfico sexual de menores. Su muerte se produjo un día después de que un juzgado difundiera documentos en los que una de las supuestas víctimas decía haber sido forzada a mantener relaciones sexuales con políticos y empresarios conocidos. A pesar de que su muerte pone punto y final a su caso, Barr dijo que la fiscalía investigará a todos los que estuvieron envueltos en estos crímenes.

El multimillonario cumplió 13 meses de cárcel tras haber llegado a un acuerdo sellado por el fiscal federal del estado, Alex Acosta, que el mes pasado fue forzado a dimitir como secretario de trabajo estadounidense por este caso.

«Déjenme asegurarles que este caso continuará contra cualquiera que fuera cómplice de Epstein (…) Las víctimas merecen justicia y la tendrán», dijo.  Varios medios informaron de que el FBI desplegó el lunes agentes en un isla privada de Epstein en el Caribe. El multimillonario fue arrestado el 6 de julio e inculpado en Nueva York de organizar, al menos desde 2002 hasta 2005, una red de decenas de chicas, algunas estudiantes de secundaria, con las que mantenía relaciones sexuales en sus muchas propiedades, entre ellas en Manhattan y Florida. Las jóvenes recibían dinero en metálico para hacerle masajes, mantener relaciones sexuales y reclutar otras chicas, según los fiscales. Epstein, que se enfrentaba a 45 años de prisión, negaba todo. En el testimonio difundido el viernes, una de las supuestas víctimas, Virginia Giuffre, afirmó haber sido usada como «esclava sexual» por Epstein y explotada por algunos de sus amigos de perfil alto.
Ahora de 36 años, supuestamente Giuffre fue obligada a tener sexo con el príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel II; con el exsenador y arquitecto del acuerdo de paz de Irlanda del Norte, George Mitchel; con el exgobernador de Nuevo México Bill Richardson, y el conocido abogado Alan Dershowitz. Todos han negado con rotundidad cualquier implicación. Giuffre dijo además que fue reclutada y abusada por Ghislaine Maxwell, amiga y examante de Epstein, hija del fallecido magnate de los medios británicos Robert Maxwell. Maxwell tildó a Giuffre de mentirosa. La supuesta víctima también apuntó a un empresario francés, por lo que el lunes París pidió la apertura de una investigación.  Epstein, entre cuyas amistades están Donald Trump y Bill Clinton, estuvo en prisión en Florida en 2008 por pagar a jóvenes para que le hicieran masajes en su mansión de Palm Beach. El multimillonario cumplió 13 meses de cárcel tras haber llegado a un acuerdo sellado por el fiscal federal del estado, Alex Acosta, que el mes pasado fue forzado a dimitir como secretario de trabajo estadounidense por este caso.

Fuente