Bombardeo en una zona residencial de la segunda ciudad de Azerbaiyán

9


Un misil alcanzó el sábado una zona residencial y causó víctimas en la segunda ciudad de Azerbaiyán, Ganyá, marcando una escalada en el conflicto de Nagorno Karabaj, horas después de los bombardeos contra Stepanakert, capital de la región separatista.A este ataque le siguió otro en otra parte de la ciudad de Ganyá, además de un disparo contra la ciudad estratégica de Mingachevir, a una hora de allí por carretera.Por su parte, Stepanakert fue bombardeada en numerosas ocasiones desde que se reanudaron los enfrentamientos entre las fuerzas separatistas, apoyadas por Ereván, y el ejército azerbaiyano, el 27 de septiembre. Prácticamente todos los habitantes de la localidad huyeron a causa de los bombardeos.No se comunicó ningún balance oficial de víctimas de esos ataques.Pero el incremento de la violencia no hace sino socavar los esfuerzos internacionales para calmar la situación en Nagorno Karabaj, sumido en un conflicto que implica también a potencias regionales como Rusia y Turquía.En Ganyá, periodistas de la AFP vieron un edificio destruido por el misil, que impactó en la zona hacia las 03H00 (21H00 GMT del viernes).Los vecinos, llorando, escapaban de la zona, algunos en pijama y pantuflas.“Estábamos durmiendo. Los niños estaban mirando la tele”, contó Rubaba Zhafarova, de 65 años, frente a su casa, destruida.“Todas las casas de los alrededores fueron destruidas. Mucha gente está bajo los escombros. Algunos están muertos, otros, heridos”, dijo. Decenas de rescatistas trataban de encontrar supervivientes entre los escombros.Tras varias horas de búsqueda, un equipo metió en una ambulancia varias bolsas para cadáveres negras, una de las cuales con una cabeza y un brazo.“Mi mujer estaba allí, mi mujer estaba allí”, gritaba un hombre, al que un enfermero acompañaba camino de una ambulancia. Según los residentes, más de 20 personas vivían en la zona impactada.Un vecino dijo que había visto cómo sacaban a un niño, dos mujeres y cuatro hombres de los escombros.“Una mujer perdió las piernas. Otro perdió un brazo”, declaró Elmir Shirinzaday, de 26 años.Hikmat Hajiyev, un consejero del presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, dijo en un tuit que “según las primeras informaciones, más de 20 viviendas fueron destruidas”.Un responsable azerbaiyano afirmó que un segundo misil había alcanzado una zona industrial de Ganyá al mismo tiempo, pero no aportó más detalles.Ganyá, una ciudad de más de 300.000 habitantes, ya había sido bombardeada el domingo por un misil que causó diez muertos.Por otro lado, periodistas de la AFP desplegados en la ciudad de Mingachevir, a una hora al norte de Ganyá, afirmaron haber oído una potente explosión que hizo temblar los inmuebles, hacia la misma hora.Mingachevir está protegida por un sistema antimisiles, pues alberga un dique estratégico. No se sabía si los misiles fueron destruidos en pleno vuelo o si alcanzaron la ciudad.El Ministerio de Defensa azerbaiyano se limitó a comunicar que Mingachevir había sido objeto de un “ataque” pero no indicó nada más.Desde la firma de una tregua “humanitaria” el 10 de octubre en Moscú, que supuestamente debía permitir el intercambio de cuerpos de soldados fallecidos y de prisioneros, la situación en Stepanakert había estado relativamente tranquila hasta el jueves, cuando se produjeron nuevos bombardeos.En el frente, sin embargo, los combates proseguían, con Azerbaiyán y Armenia acusándose mutuamente de violar el alto el fuego y de apuntar contra civiles.Los soldados azerbaiyanos avanzaron por el norte y por el sur de la línea del frente, tomando posiciones en Nagorno Karabaj y en dos distritos que estaban bajo control armenio desde 1994, al término de una guerra que causó 30 mil muertos.

Fuente