Beyoncé compra Rolls Royce de 23 mdd, el automóvil más caro del mundo

21

Editorial Mediotiempo

Nueva York, EE.UU. / 02.06.2021 21:39:48

Lo que es no saber en qué gastarse el dinero, obviamente cuando te sobra como a Beyoncé y Jay-Z. Esta pareja de celebridades se ha dado el “gustito” de comprar el automóvil más caro del mundo, un Rolls Royce modelo Boat Tail que tiene por precio la microscópica cantidad de ¡23 millones de dólares!Poseedores de un auténtico imperio que comenzó en el mundo musical y ahora cuenta con incontables giros de negocios y productos, Beyoncé y Jay-Z desembolsaron una cantidad equivalente a 460 millones de pesos mexicanos (te recomendamos no ver tu cuenta de ahorros después de esto).Rolls Royce Boat Tail. ¿Qué tiene para ser el auto más caro?Sabemos que Rolls Royce es la marca más exclusiva de automóviles en el planeta y en el caso del Boat Tail solamente fabricaron tres piezas, que tienen cada una 5.8 metros de longitud y se componen de mil 813 piezas que permiten un motor de 6.75 V12 de 563cv.El Rolls Royce Boat Tail tiene entre sus características ser un descapotable cuya parte trasera simula la de un yate. Entre otros detalles de lujo tiene un sistema de almacenaje para botellas e incluso un compartimento en la parte de atrás exclusivo para el caviar, porque obvio no van a comer taquitos de canasta en semejante nave.Cuenta con una heladera que enfría hasta los 6 grados, temperatura recomendada para el champagne Armand de Brignac, el preferido de la pareja y cuyo valor oscila en los 75 mil dólares la botella. También tiene un compartimento para guardar dos mesas y sus sillas con una sombrilla.Fortuna y colección de autos de Beyoncé y Jay-ZComo los multimillonarios que son, ya que su fortuna se estima en más de mil millones de dólares, en el garaje de estos artistas hay otros vehículos de lujo como un Maybach Exelero, un Bugatii Veyron Grand Sport, un Alfa Romeo Spider de 1966, un Mercedes-Benz McLaren SLR, un Cadillac Escalade, un GMC Yukon SLT, un Tesla Model S, un Chevrolet Corvette de 1957, un Bentley Continental GT y otro Rolls-Royce Silver Cloud.

Fuente