SiteLock

Sobre las semifinalistas al Óscar en la categoría mejor película extranjera


La categoría de mejor película en idioma no inglés, conocida de forma popular como mejor película extranjera, es una atípica categoría de los premios Óscar.

Los miembros de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas son más osados a la hora de seleccionar las candidatas de este aparte, en comparación con el material más conservador que escogen para mejor película del año.

Es de esas categorías que te anuncian procesos: primero te indican cuántas se inscribieron (en esta ocasión fueron 92 largometrajes), luego te informan cuáles son las preseleccionadas (por lo general son 9 títulos) y después se anuncia cuáles son las cinco que llegaron a la recta final (eso se sabrá el 23 de enero de 2018).

La ceremonia número 90 de los Óscar se llevará a cabo el 4 de marzo de 2018 en el teatro Dolby de la ciudad de Los Ángeles.

LAS PRODUCCIONES

En esta ocasión las semifinalistas para ir tras el Óscar son Una mujer fantástica (Chile), de Sebastián Lelio; In the Fade (Alemania), dirigida y escrita por Fatih Akin; On Body and Soul (Hungría), dirigida y guion de Ildikó Enyedi; Foxtrot (Israel), texto y dirección Samuel Maoz; The Insult (Líbano), del cineasta Ziad Doueiri, quien se hace cargo de la historia junto con Joelle Touma; Loveless (Rusia), de Andrey Zvyagintsev, con una trama que hizo en compañía de Oleg Negin; Félicité (Senegal), de Alain Gomis, quien se hace cargo de la dramaturgia con la colaboración de Olivier Loustau y Delphine Zingg; The Wound (Sudáfrica) y The Square (Suecia), de Ruben Östlund, quien está detrás de cámaras y escribió la trama.

Iberoamérica solo tiene una representación: el drama Una mujer fantástica. Quedaron fuera otros títulos en castellano que tenían también posibilidades como la española Verano 1993, de la catalana Carla Simón; la mexicana Tempestad, de Tatiana Huezo, y la colombiana Pariente, de Iván Gaona.

PANAMÁ

Panamá, representada por el drama social Más que hermanos, de Arianne Benedetti, no avanzó a la siguiente fase.

Para que nuestro cine tenga un chance en estas lides debemos cumplir uno, o la mayoría, de estos requisitos. Entre ellas no está ser un éxito de taquilla en tu país como piensan algunos productores nacionales. Colabora, aunque no es central.

Primero. Tener una producción que logre ingresar, de forma previa, a la mayor cantidad de festivales internacionales posibles, y lo ideal, que termine premiada en algunos de estos certámenes.

Segundo. Todas las preseleccionadas en esta categoría han participado en, por lo menos, una de las grandes citas mundiales del séptimo arte: Cannes, Berlín, San Sebastián, Venecia o Toronto.

Tercero. Estar incluidas en las listas de asociaciones relevantes dentro de Estados Unidos como la National Board of Review y los Critics Choice Awards.

Cuarto. Ayuda que medios de comunicación social influyentes escriban sobre la película, de ser posible, de forma positiva. Algunos indispensables: The New York Times, Los Angeles Times, The Washington Post, Variety y The Hollywood Reporter, entre otros.

Quinto. Tener un distribuidor fuerte y decidido. De esa manera la película llega a salas de arte, y de ser posible, a salas comerciales, de las principales ciudades donde hay más votantes: Nueva York, Washington, Los Ángeles, Boston…

Sexto. Para que el cine istmeño tenga una oportunidad en estas gestas, también debe contar con dinero para promocionar su producción dentro de la Unión Americana. 




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook