SiteLock

rubia, sin coleta alta y mostrando sus pecas


Una irreconocible Ariana Grande es la portada del número de julio de la edición británica de Vogue que saldrá a la venta el próximo 8 de junio. Ni rastro de su kilométrica coleta morena -todo un sello de indentidad de la cantante- que la sustituye por un pelazo rubio dorado, diferente a cualquier cosa que haya probado antes.

No es el único cambio: aparece con un maquillaje tan neutro que deja al descubierto sus bonitas pecas que ella se empeña en cubrir. Esta vez, tampoco hay delineador negro para remarcar sus ojos y sus labios visten un rosa pálido.

Recuerda, por su naturalidad, a la famosa portada que Christina Aguilera realizó a cara lavada para la revista Paper. La cantante aseguró que se encontraba en una etapa “liberadora de su vida”, ¿será el caso de Ariana?


“Gracias a @britishvogue ♡ Ni siquiera sé por dónde empezar a expresar mi amor y gratitud @edwardenninful “, escribía Ariana en su cuenta de Instagram. Junto a las fotos hay una entrevista con la joven en la que cuenta que sufrió estrés postraumático tras el atentado que se produjo durante un concierto suyo en Manchester. Murieron 22 personas y 64 sufrieron heridas, algo que afectó mucho a Ariana Grande quien suspendió todos sus conciertos.

Desde entonces, ha habido cambios importantes en su vida. Dejó su relación con el rapero Mac Miller hace poco y más tarde supimos que el romance llegó a su fin porque era “tóxico”, no por problemas para conciliar horarios laborales. Tiene novio nuevo: Pete Davidson, cómico de Saturday Night Live que padece una enfermedad mental y que no llega a gustar del todo a los fans de la artista.

En lo profesional, saca nuevo álbum en breve,Sweetener, del que ya hemos escuchado la canción No tears left to cry y The Light Is Coming que tocó el pasado fin de semana en el festival Wango Tango (Estados Unidos).






MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook