SiteLock

Reforzarán vigilancia | Critica


Thays Domínguez Herrera

Miles de personas se darán cita a partir de este viernes en una de las áreas más concurridas para la celebración del Carnaval, la provincia de Herrera, donde la celebración se concentra en los distritos de Parita, Ocú y Chitré.

Es tal el volumen esperado de visitantes, que las autoridades mantienen estrecha coordinación en materia de seguridad y vigilancia, salud, protección del ambiente, y otras áreas para garantizar la menor cantidad de incidentes en la región.

El gobernador de la provincia, Raúl Rivera, indicó que toda la Fuerza de Tarea Conjunta junto a las organizaciones de Carnaval en cada distrito, estarán vigilantes para hacer cumplir lo estipulado en los decretos que regulan la festividad.

Para esto, indicó Rivera, se ha solicitado reforzamiento en el número de unidades policiales y de otros estamentos de seguridad, para que los Carnavales en la región transcurran de manera positiva y sin incidentes.

En materia de Salud se establecieron las rutas de evacuación en caso de emergencias; se inició la vigilancia de alimentos y bebidas a la venta en los distintos puntos –la cual se mantendrá durante todos los días de la festividad- y además se vigilará el cumplimiento de las medidas antitabaco, que prohíben el consumo y venta de cigarrillos en el perímetro del Carnaval.

La directora de Salud en Herrera, Berta Sandoval, indicó que la vigilancia se concentrará en la atención de emergencias, así como otras áreas como salud pública, la revisión de carros cisterna, alimentos y bebidas, para lo cual ya se inició el proceso de evaluación.

Pero además se indicó que también se vigilará el tema ambiental, para lo cual los funcionarios del Ministerio de Ambiente laborarán durante los días de Carnaval, tanto para verificar que se cumpla con las disposiciones en manejo de agua para los carros cisterna, como para proteger otras áreas vulnerables.

En la provincia son tres los puntos autorizados para el llenado de los más de 40 carros cisterna que se espera sean utilizados para las tradicionales mojaderas en la provincia.

Estos son El Chorro, en Ocú, así como los ríos Santa María y La Villa, para lo cual deberán respetarse los puntos acordados, los cuales estarán río abajo de tomas de agua, para no afectar el consumo humano.

Guillermo Nicholson, director de MiAmbiente, agregó que habrá sanciones en caso de incumplimientos de los puntos establecidos, las cuales podrían alcanzar hasta 2,000 dólares, además del decomiso del camión cisterna.

.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook