SiteLock

Preparados para recibir a feligreses del Cristo Negro


Desde el 18 al 21 de octubre, se esperan más de 100 mil personas a la histórica población de Portobelo- cabecera en la Costa Arriba de Colón, a rendirle tributo a la imagen del Cristo Negro. 

 

Como ya es tradición, cientos de personas abarrotan esta comunidad, para acudir a la iglesia de San Felipe a visitar al Cristo Negro para pedir por salud o agradecimiento a esta imagen. 

 

Juana Villarreta de 58 años de edad, tiene 10 años acudiendo a Portobelo, para esta fecha en agradecimiento, por haber salvado según ella, la vida de uno de sus hijos, al presentar una enfermedad cardíaca. 

 

Según Villarreta,  mando a hacer un corazón de oro, que colocará en la túnica del naza para el próximo 21 de octubre. 

 

Otra persona que acudirá ese día, es Rafael Lozano Gittens, de 47 años de edad, quien va a pedir salud para su familia. 

 

Para Gittens, cuando se llega a la iglesia, es reconfortante observar como la mirada de la imagen, pareciese que te persigue por todo el templo católico. 

 

Mientras en las afueras Keyla Ortega, tiene un pequeño puesto de venta de velas, rosarios y pequeños imágenes que ofrece a los feligreses, como recuerdo. 

 

Ella explica que estas imágenes son muy vendidas para la temporada, por lo que espera recuperar su inversión de 400 dólares. 

 

Mientras Zenaida Salazar, quien junto a sus hermanas habilitó una pequeña fonda, esta preparada para ofrecer a los visitantes, todo tipo de platillos basados en los pescados y mariscos. 

 

Por su parte, Carlos Chavarría, alcalde de Portobelo adelantó que ya todo esta listo, para esta fiesta religiosa, que estará custodiada por unas mil unidades de seguridad de diferentes estamentos. 

 

Por lo que advirtió que todas aquellas personas que tengan casos pendientes con la ley, eviten venir, para no pasar un mal rato, porque será detenido. 

 

A todo esto, la iglesia de San Felipe esta cada día llena de devotos, que vienen a venerar la imagen. 

 

De acuerdo con el párroco Narciso Ábrego, es necesario que los adultos no pongan a los niños a hacer manda, porque ellos no saben a su corta edad. 

 

Además dijo, que estas penitencias debe hacerse con una verdadera convicción de cambio real, en sus vidas. 

 

Cabe mencionar, que desde el puente sobre el río Chagres hasta Portobelo, se ha ubicado centros de atención, para atender a los caminantes, que pagan sus mandas y que necesiten de algún servicio. 




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook