SiteLock

Medicamentos falsos inundan el mercado panameño


El ingreso de medicamentos al territorio panameño que no cuentan con registro de salud se ha convertido en una práctica cada vez más común, lo que pone en riesgo la vida de miles de panameños.’

4

personas fueron detenidas esta semana por la comercialización de medicamentos sin registro.

6

años de prisión es la pena máxima por el delito contra la salud y la propiedad industrial.

5,000

dólares de multa se impuso a una empresa distribuidora por incumplir con la norma.

Solo en lo que va de 2018, las autoridades han informado del decomiso de 62 mil pastillas de medicamentos alterados, sin registro sanitario.

Se trata de diligencias que han podido certificar la comercialización de productos que no cuentan con permiso para su distribución y los utilizan el mercado negro para llevar a cabo actividades como el aborto.

Estos allanamientos se han realizados en residencias, vehículos y farmacias en las diferentes provincias, logrando también la aprehensión de personas.

El pasado 10 de abril, se efectuaron diligencias en áreas como San Antonio, La Siesta de Tocumen, Chilibre, El Chorrillo, Panamá Oeste y la provincia de Colón.

En estos casos, se acreditó el delito a un dueño de un farmacia en la provincia de Colón y una administradora de una farmacia ubicada en la barriada San Antonio en San Miguelito.

Sin embargo, las autoridades de Salud también han debido sancionar a casas farmacéuticas por incumplir las restricciones del Ministerio de Salud (Minsa).

A través de una resolución, la dirección de Farmacias y Drogas del Minsa resolvió mantener una multa de 5,000 dólares a la empresa Novartis Pharma, responsable del producto Tasigna 150 mg cápsulas, fabricado en Suiza.

Dicho medicamento había infringido disposiciones legales y se ordenó su retiro del mercado.

No obstante, también en los últimos meses se ha ordenado sacar del mercado otros productos que han sido fabricados en países como India, China, Colombia y Costa Rica.

Este sería el caso del producto amoxicilina 500 mg cápsulas, Herex sildenafil citrato 50 MG, lisinopril en tabletas UPS 20 mg y rifampicina 300 mg de tabletas recubiertas, ambos fabricados por un laboratorio de India.

El pasado 2 de febrero, las autoridades también ordenaron mediante resolución suspender fórmulas que contengan productos como el gadopendetato o ácido gadopendeico, como medida de seguridad.

Productos nocivos

El Ministerio de Salud informó que existen denuncias de productos sin registro sanitario que han provocado molestias a la población.

El Minsa manifestó la semana pasada que han estado circulando varios productos farmacéuticos de dudosa procedencia con contenido de antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, antisépticos, entre otros, en forma de ungüentos, cremas, polvos, gel y jabones.

Incluso, algunos de estos medicamentos se han estado vendiendo con etiquetas que contienen un idioma distinto al español.

Este es el caso del denominado Lemonvate Cream, que es utilizado para remover manchas y ha ocasionando quemaduras en la piel de las personas.

Los medicamentos ilícitos son falsificaciones de otros similares y se han distribuido de forma ilegal.

Ante esto, representantes de los pacientes, entre ellos, Alexander Pineda, presidente de la Asociación Nacional de Pacientes con Insuficiencia Renal Crónica, se han manifestado señalando que es necesario proteger a los pacientes de “malos laboratorios” que producen “malísimos genéricos”.

A su vez, Gabriel Pascual, defensor de los pacientes, dijo que las autoridades deben entender la importancia de una política sobre medicamentos.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook