SiteLock

Lo que debes saber sobre créditos y préstamos personales


¿Usted tiene un cúmulo de sueños que desea cumplir? Ante todo debe saber que para lograrlo tiene que planificar su futuro. Entre esos sueños pueden estar: Comprar una casa, un auto, una computadora, pagar los estudios universitarios, incluyendo maestrías y doctorados, tener una tarjeta de crédito, viajar, etc.

Todas esas metas las puede alcanzar si sabe administrar su dinero. Este comportamiento le da la ventaja y posibilidad de pedir dinero prestado cuando lo necesite. Esa capacidad de pedir dinero prestado se llama tener crédito.

¿Qué es un crédito?

Es una operación financiera en la que una entidad (acreedor) presta una cantidad determinada de dinero a otra persona (deudor). El deudor deberá devolver el dinero tras el tiempo establecido, más los intereses.

¿Qué tipos de créditos existen y para qué sirven?

Existen los préstamos hipotecarios, préstamos personales y préstamos de auto.

  • Préstamos hipotecarios: Es un producto financiero que le permite disponer de la cantidad necesaria de dinero para adquirir su vivienda principal, vivienda usada, lote o consumo (préstamos personales con garantía hipotecaria). Normalmente son a término, es decir, tienen un plazo y una letra mensual estipulada. Los plazos son desde 15 hasta 30 años.
  • Préstamos personales: Son préstamos a término utilizados para consumo del cliente, ya sea para su consolidación de deudas, compra de muebles, urgencias, viajes, etc. Los plazos para cancelar el préstamo van desde 12 meses hasta 25 años, dependiendo del sector laboral al cual pertenece el usuario o cliente.
  • Préstamos de auto: Son aquellos a término, cuyo propósito principal es la compra de un auto. El plazo común es de hasta 7 años.

¿Por qué adquirir una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un instrumento financiero o un medio de pago con el que se pueden adquirir operaciones de diversas índole (bienes y servicios), ofrece a usted como usuario la opción de financiar gastos personales (en caso de persona natural) o algunos gastos operativos (en caso de persona jurídica), hasta un límite aprobado, sin necesidad de utilizar dinero en efectivo.

Beneficios de la tarjeta de crédito vs préstamos personales

A la hora de pedir un préstamo usted debe conocer las ventajas e inconveniencias de cada una de las opciones. Ante todo debe conocer cómo funcionan para que tome la decisión más adecuada.

  • La tarjeta de crédito debe utilizarse para financiamientos de cortos plazos. Usted debe poder organizarse para cancelar su saldo a un máximo de 12 meses. Por esta razón, estas tienen las tasas de interés más altas.
  • Los préstamos personales, por su lado, se utilizan para clientes que no tienen la capacidad de cancelar en un periodo corto. Esta herramienta le permite pactar un plazo de tiempo mayor y es común que la tasa de interés de los préstamos sea más baja.
  • Tome en cuenta además que el préstamo toma más tiempo constituirse, mientras que la tarjeta de crédito una vez adquirida se utiliza en cualquier momento.

Buenas prácticas al adquirir un crédito

La tarjeta de crédito no es un dinero extra, sino un préstamo que ofrece una institución financiera al que está obligado pagar.

El tarjetahabiente debe velar por la organización de sus finanzas personales y establecer un propósito para buen uso de su tarjeta de crédito. Por lo que usted debe:

  • Revisar su capacidad de pago mensual, cuáles son sus ingresos y cuáles son sus gastos para poder adquirir una obligación adicional.
  • Pagar un pago mínimo de 3% de límite de crédito o un monto específico mínimo detallado en su contrato de Tarjeta de Crédito.
  • Es recomendable no utilizar más del 80% del límite para evitar que otros cargos recurrentes sobrepasen el 100% y generen un cargo de sobregiro que pueda estar estipulado en el contrato. También tiene la opción de pagar un monto mayor inclusive cancelar de forma inmediata al saldo completo.
  • Tener un mínimo de 2 tarjetas es recomendable. En caso tal que una no funcione, podría utilizar la otra, pero tome en cuenta que cada tarjeta de crédito tiene una anualidad y costos de seguros. Al tener varias tarjetas se le acumularán estos gastos.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook