SiteLock

La enfermedad silenciosa del organismo humano


Gracias al aporte de los científicos australianos Barry Marshall y Robin Warren, la humanidad pudo conocer la presencia de la bacteria gastrointestinal “Helicobacter Pylori”, la cual es la principal causante de las ulceras pépticas y gastritis en dos tercios de la población mundial. Pero ¿Sabes qué es la Helicobacter Pylori?

La H. Pylori, es una bacteria de forma espiral que radica en el estómago humano, y los síntomas que presenta son: acidez, pérdida de peso, debilidad, apetito excesivo, evacuaciones estomacales y vómitos. Esta bacteria siempre ha estado presente en el organismo humano, pero se empieza a desarrollar cuando llegamos a una edad adulta.

Normalmente los países de pocos recursos son los que se ven más afectados por la presencia de esta bacteria, ya que en materia de salubridad son tan eficientes como las regiones desarrolladas. Además, los especialistas en medicinas solían confundir los síntomas con enfermedades crónicas, pero luego de su descubrimiento han fortalecidos sus facultades para combatir la H. Pylori.

Cómo se transmite la H. Pylori

Vía Oral: Principalmente por el afecto de persona a persona, debido a que la saliva por besos de una persona con la bacteria puede afectar a otra que no esté contagiada, ya que una vez esta entra al organismo se adhiere en las paredes estomacales.

Por alimentos: Tenga cuidado con los alimentos que coma por la calle, porque pueden que no estén bien lavados o mal cocidos.

No lavarse las manos: No lavarse las manos antes de manipular los alimentos, también es una de las formas comunes de transmitir la H. Pylori, por eso es muy importante seguir el consejo clínico de lavarse las manos con agua y jabón porque nos ayuda a combatir las bacterias.

Utilizar utensilios de otros: Comer de la misma cuchara o tenedor de otra persona es una forma de contraer la bacteria, al igual que beber del mismo vaso o botella de agua.

Cómo detectar la bacteria

La H. Pylori inicia con una inflamación en la parte inferior de la boca del estómago, que ocasiona reflujos, acidez y nauseas que les impida comer de forma regular. Pero, en su forma más avanzada te lleva a sufrir de ulceras abdominales y cáncer estomacal. Y para detectar la bacteria te presentamos los siguientes pasos.

Análisis por vía sanguínea: Es un método común para percibir la bacteria, pero sus resultados son pocos fiables porque no siempre lo que dice es correcto, es decir que, las pruebas pueden resultar negativas podrían ser lo contrario. Pero si los análisis demuestran que las vías sanguíneas han generado anticuerpos contra la H. Pylori significa que si esta contagiado.

Prueba de heces: La técnica más efectiva para saber si está infectado con la H. Pylori son en los análisis de heces, ya que en las materias fecales es donde mayormente se detecta la bacteria.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook