SiteLock

Chicote se harta de los gritos de un restaurante cordobés en ‘Pesadilla en la cocina’


Los gritos están a la orden del día en el restaurante El Rosal.
ATRESMEDIA


El nuevo programa de Pesadilla en la cocina de este miércoles ha estado protagonizado por los gritos del matrimonio dueño de El Rosal, un restaurante cordobés en el que los decibelios acompañan a cada menú.

En El Rosal, cualquier excusa es buena para elevar el volumen y molestar a los comensales. “Es culpa de mi marido, se pone muy nervioso e insulta a todo el mundo”, aseguraba la matriarca a Chicote.

Su pareja, al contrario, pensaba que la culpa no era suya. Y, en medio, la hija del matrimonio, camarera en el restaurante que destacaba al chef llevarse “muy mal” con su progenitora.

“He visto cocineros hablando diferentes idiomas que se llevaban mejor que vosotros”, llegó a decir el conductor del programa ante la batalla que se libraba cada día en el servicio de comidas.

Todo esto se mezclaba con las inapropiadas técnicas para intentar atraer más clientelas, como ofrecer raciones gigantescas a pesar de su mala calidad. Tal es la presión sobre la familia dueña de El Rosal que es su única vía de salida tras quedarse sin casa.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook